La gastronomía del Huila, tradición en cada ingrediente

Escrito por Alejandra Duarte

Huila, un departamento de Colombia ubicado en la región andina, teniendo como capital Neiva, tiene como principal fuente hidrográfica el río Magdalena (el río más grande e importante de Colombia). Los colombianos al oírlo pensamos en fiestas de San Pedro, Sanjuanero (baile típico huilense) y San Agustín (parque cultural).

Pero el Huila es mucho más que esto, es una región con tanta diversidad como sus variadas temperaturas donde tendrás que estar bajo un sol de 38°C en algunas zonas o bajar a los 13°C según donde te encuentres, en el Huila la diversidad es tal que también es posible encontrar páramos y climas fríos.

Sigue leyendo

Croquetas de tamal

Escrito por Alejandra Duarte

9906EAC4-08CF-4D86-A19F-65EAD70D5DBA

Croquetas tamal y acompañamiento – Chef: Alejandra Duarte

Durante una de las clases de cocina colombiana en mi universidad, un espacio fue dedicado al inigualable tamal tolimense, una receta infalible para desayunos y onces colombianas que a partir de la hoja de plátano y la harina de maíz obsequian sabores característicos en este plato inigualable.

Si te gustan los tamales, no te pierdas la receta de hallacas

A partir de la preparación de incontables tamales, fui formando la idea de transformar esta masa condimentada a partir de comino, cebolla larga, arveja amarilla y demás ingredientes – la cual es comúnmente envuelta en hoja de plátano y cocida al vapor – en una presentación diferente para algún tipo de entrada o acompañamiento que mantuviera el sabor original, pero en una experiencia totalmente distinta que hiciera que el comensal lo percibiera de una nueva manera. Lo siguiente fue ir formando una idea más concreta para hacerla realidad; las croquetas son un acompañamiento que van bien con gran variedad de masas, así que, ¿por qué no hacerlo con la masa de tamal adecuándola para que quede de una textura agradable y pertinente para fritura?, de esta manera a partir de algunos intentos y estandarización de la receta llegué a un resultado delicioso, diferente y único que con el sabor inigualable del tamal tolimense y la cobertura frita de croqueta con harina de maíz, dan como resultado un plato que no puedes dejar pasar; las croquetas de tamal o como mi pareja (una persona muy importante en mi vida – alguien un poco ocurrente) lo llamaría “falso tempura de tamal tolimense’’.

Sigue leyendo

Galletas De Esqueletos Para Halloween Y Día De Muertos — Dulcia Bakery

El día de los muertos es una de las festividades más coloridas y sobresalientes en Méjico y otras partes de América latina, una festividad en donde los rituales y la tradición cuentan historias maravillosas y entrañables de la cultura latinoamericana. Gustolatino Gastronomía se une a esta festividad compartiendo un tutorial para que aprendas a decorar galletas para el día de muertos. No apta para diabéticos, pero sí muy entretenida, estas galletas son una preciosidad para regalar a familiares y amigos… y si eres valiente y te atreves a hacerlas, envía tus fotografías a gustolatinogastronomia@gmail.com las compartiremos en el blog 😉

a través de Galletas De Esqueletos Para Halloween Y Día De Muertos — Dulcia Bakery

Gastronomía colombiana, ¿innovación o sacrilegio? parte II

Innovación en la comida colombiana

Innovación gastronómica (andalucialab.org)

Innovación gastronómica (andalucialab.org)

Estoy de acuerdo en que la cocina colombiana aún tiene mucho trecho por recorrer en términos de innovación, (comparándola con otros países de América latina y de otras partes del mundo); pero esta es una labor que muchos chefs y escuelas de gastronomía están empezando a trabajar, generando nuevas propuestas y oportunidades para descubrir la gastronomía de Colombia, no solamente a nivel internacional sino localmente. Esto por sí mismo, debería ser motivo para sentirse entusiasmados como colombianos en el entorno gastronómico y ser parte de esa metamorfosis que puede convertir a la gastronomía colombiana en un punto de referencia sobre otras latinoamericanas; porque la oportunidad de ser pionero no se tiene todos los días, pero mucho cuidado con innovar y perder la identidad, porque esto lo he estado viendo últimamente y entonces me acuerdo de una afirmación que hace «Titita» del restaurante El Bajío, «la fusión es confusión» …

Gastronomía colombiana como patrimonio cultural

Macetas alfeñique (elpais.com.co)

Macetas alfeñique (elpais.com.co)

Los colombianos y los latinos debemos sentirnos orgullosos de nuestras raíces y dejar de pensar que la gastronomía francesa es la mejor del mundo, este punto de vista está mandado a recoger, ahora la gastronomía latina es lo que en muchos lugares se está descubriendo y no solo eso, sino también sus ingredientes. Solo hay que ver las propuestas de los chefs que gestionan los mejores restaurantes del mundo, es por eso que «The World’s 50 Best Restaurants» ya tiene su listado con los mejores restaurantes latinos y Colombia también está dentro de ellos, ¿acaso esto no cuenta?

Profesores y escuelas de gastronomía en Colombia

IAG

Escuela cocina (iag.com.ar)

Aunque Colombia y sus educadores hasta ahora están empezando a reconocer la gastronomía como un tema relevante a nivel comercial, considero que hace falta más investigación y darle más importancia a la parte cultural, que es la que realmente dará un impulso a la gastronomía como un factor de identidad gastronómica, como ha podido ser identificado por México y Perú. Estos países son precursores indiscutibles de la gastronomía latina, de sus recursos y de la biodiversidad con la que cuentan, pero «Colombia es uno de los países con más biodiversidad que existen», no entiendo ¿por qué no dar a conocer todo esto desde la perspectiva culinaria?

Descubrir la gastronomía latina

investigación gastronómica (mylegophotoblog.wordpress.com)

investigación gastronómica (mylegophotoblog.wordpress.com)

Antes de creer en el punto de vista de un solo profesor y tal vez, su escaso conocimiento sobre ciertos aspectos de la gastronomía, es importante que los alumnos y amantes de la cocina descubran por sí mismos sus propias verdades, se equivoquen, descubran ingredientes, re-inventen recetas tradicionales y creen propuestas nuevas. La gente muchas veces no sabe lo que se come en su propio país, ni en los demás, también hay que mirar para fuera, analizar y entender conceptos, hace falta conocer muchas propuestas culinarias y alimenticias en el mercado y no quedarse solo en la crítica…

Luchar por la gastronomía colombiana, si se cree en ella

morcillas colombiana (decolombia.net)

morcillas colombiana (decolombia.net)

Solamente nosotros sabemos lo que nuestro corazón quiere, nuestros propios sueños e inquietudes, no dejemos que sean arrebatados por personas sin esperanza que no creen en lo que hacen, porque si este señor no cree en la bandeja paisa, ¿por qué ser profesor de gastronomía en Colombia, porque cree en la gastronomía francesa como la única verdad? Creo que hace falta que los colombianos empiecen a confiar en todo lo que tienen, como potencial gastronómico, como potencial humano y que demuestren esas verdaderas ganas de trabajar, no jugando a ser solamente estrellas culinarias; entonces podrán  evidenciar al mundo que ¡la cocina colombiana es otra joya gastronómica!

Gastronomía colombiana, ¿innovación o sacrilegio? parte I

Correo gastronómico

Correo gastronómico

Hace unos meses recibí, no sé si alegre o tristemente, un correo de un ex-alumno de gastronomía colombiana quien preguntaba mi opinión en relación a la gastronomía de este país; la persona en cuestión me contaba que gracias a un profesor, generó en él una gran incertidumbre acerca del concepto de la comida colombiana, (espero que ese no haya sido el motivo por el cual mi remitente haya dejado de estudiar)…. «Su ex-maestro resaltaba la – creatividad – de la misma para juntar «ingredientes no autóctonos de manera excesiva en una sola receta, hasta el punto de parecer un platillo para marranos de engorde y venderlo a nivel internacional como elemento representativo de la gastronomía de Colombia».

El dilema de la comida colombiana es muy extenso, y yo diría de la gastronomía en general, y no sé si realmente podré tratar sobre todos los puntos relacionados con ella en este artículo, además, ser breve con este dilema será complicado 🙂 pero intentaré centrarme en algunos detalles que considero relevantes..

La bandeja paisa como plato nacional colombiano

Bandeja paisa (Cortesía: Ma Mónica Manrique - Pinterest)

Bandeja paisa (Cortesía: Ma Mónica Manrique – Pinterest)

Existen teorías de que la bandeja paisa ha sido una propuesta de algunos políticos como un válido exponente de la gastronomía colombiana, más eso no significa que en todo el territorio colombiano sea reconocida como tal, pero, ¿qué pasaría si otro dirigente político postulara la mojarra frita como plato nacional?, creo que muchos colombianos soltarían el grito en el cielo. En relación a esto, la gastronomía de un país es muy extensa para nombrar a un solo plato como emblema gastronómico nacional que pueda ser mostrado internacionalmente. No estoy de acuerdo que la bandeja paisa sea ese plato, es decir, que sea el único.

Gastronomía regional colombiana

Comida regional colombiana

Comida regional colombiana

Ya que Colombia es un vasto territorio con diversas regiones y cada de ellas con sus propias características, en este caso, como mínimo, habría que postular uno por región y aún así, considero que se quedaría corta la afirmación de tener solamente 5 platos nacionales; más teniendo en cuenta que algunas regiones tienen muchos platos y la región de la Amazonía tiene una gastronomía bastante desconocida por los colombianos (y ni qué decir por el resto del mundo).

Gastronomía y creatividad en Colombia

Plato creativo (designyoutrust.com)

Plato creativo (designyoutrust.com)

La gastronomía si es creatividad, pero también es cultura y esto segundo tiene más importancia que lo primero y dentro del colectivo colombiano se puede decir que la bandeja paisa si es un símbolo cultural y gastronómico, por lo que significa para muchos de los colombianos este plato y porque lo reconocen como parte de la tradición colombiana y por supuesto gastronómica. Es verdad que la bandeja paisa es un plato que genera mucha polémica porque es un plato bastante extenso en ingredientes, lo que lo hace muy difícil de asimilar por muchos paladares y a nivel nutricional se desborda un poco, pero no por esto deja de ser válido gastronómicamente. En cuanto a la afirmación de que «parecemos marranos de engorde» por ofrecer semejante universo de ingredientes, esto es muy relativo porque se puede poner menos de cada cosa y hacerlo un poco más digerible; además, hay diversidad de bandejas paisas y no a todas se les ponen las mismas cosas, algunas son un poco «más modestas». De cualquier manera, la feijoada es un plato bastante cargado de ingredientes y se acerca suficiente al planteamiento de la bandeja paisa y para los brasileños forma parte de su identidad y a nivel internacional es reconocido como una propuesta válida, ¿por qué no reconocer que la bandeja paisa tiene su valor cultural entonces?

Ingredientes autóctonos colombianos

Bocadillo colombiano (colombiafestiva.com)

Bocadillo colombiano (colombiafestiva.com)

La gastronomía de muchos países ha creado sus platos populares con ingredientes traídos desde otras partes del mundo, no todos los lugares poseen la riqueza de ingredientes y biodiversidad que tiene América latina y Colombia, (esto debería ser un motor para trabajar y sentirnos afortunados como colombianos). El tomar ingredientes de otras latitudes no le quita valor cultural a un plato, o ¿acaso la paella valenciana no tiene el arroz que fue traído desde Asia? o tantas otras recetas españolas y europeas; y ni qué decir del ceviche, que en el resto del mundo creen que es peruano, ¡¡cuando este plato es parte de la gastronomía de México, Colombia, Ecuador, Venezuela, Chile y otros países caribeños y centroamericanos!! Lo que hay es desconocimiento de tantas cosas..

Códice Florentino

(Escrito por Guillermo Horacio González, presentación disponible al final del artículo)

Mi búsqueda constante de viejos recetarios en la gastronomía mexicana me ha llevado a preguntar en la Universidad en la que trabajo (y sabiendo que su biblioteca guarda algunas maravillas con respecto a esto) he podido ver las publicaciones gastronómicas más antiguas que tienen.

Ante la sorpresa, me trajeron uno de los tomos del Códice Florentino, escrito por Fray Bernardino de Sahagún (quien vivió entre los años 1499 a 1590).

Cuenta la historia que dicho fraile inicia su trabajo a finales del año 1575 y terminando 1577 concluye la versión de éste, tal cual como la conocemos ahora.

Dicha gran labor no la realizó solo, sino que recibió mucho apoyo de escribanos y pintores procedentes principalmente del Imperial Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco (ubicado en la ciudad de México), lugar donde Sahagún trabajó en sus principales obras.

Hoy quiero compartir algunas hojas del Códice que han sido capturadas con un escáner especial y son las correspondientes a la preparación de algunos alimentos, usos y costumbres de esa época.

En ellas podemos observar dibujos auténticos de representaciones con escenas de los indígenas, con la planta de maguey, de la cual han sacado bebidas nacionales y que han sido parte de la cultura gastronómica y tradicional del territorio mexicano durante años.

Los pasatiempos de los habitantes de la época, en los que la religión y sus creencias hacía parte del día a día. Este documento nos demuestra que las armas que utilizaban para la caza de animales también eran utilizadas en los juegos grupales.

Los aderezos que utilizaron en esa época, pero no los aderezos que conocemos en la actualidad para condimentar la comida, sino los que utilizaban los señores de la guerra para adornarse, ya que ellos eran los principales protagonistas de la historia de esas generaciones.

O la sección de las comidas, en donde el tamal era el principal protagonista, mencionados por tipo de masa, color y las carnes con que los acompañaban (las preferidas: la gallina y las codornices), vendidos en los “tianguez” (mercados públicos mexicanos de la época). Pero además de tamales y masas; potajes de la época con carne de gallina, mezclada con tomates, chile amarillo y semillas de calabaza a los que llamaban “totolin patzacalmollo”.

Sahagún también nos muestra la convivencia de los indígenas con el cacao como bebida sagrada, que era ofrecida a los dioses como ofrenda para halagarlos y los utensilios que utilizaban para prepararlo… ¡todo un ritual azteca!

El Códice menciona la importancia de la justicia para los habitantes locales y su manera de mantener el orden. Los dioses y demonios de la época (animales que intimidaban a la población para mantener el orden en sus grupos) como eran águilas, tigres, osos, etc.

Para terminar esta pequeña reseña, podremos observar que una de las columnas está escrita en Náhuatl y la otra en español de la época.

Este documento es realmente valioso, ya que es una de las referencias más antiguas en lo que se refiere a comida mexicana.

Espero que lo disfruten tanto como yo, porque estas cosas son las que tenemos que recuperar y saber resguardar.

Aquí abajo pueden ver las imágenes del documento.