Marranitas de plátano maduro y bocadillo

Escrito por María Camila Arias

Las marranitas son una preparación representativa del Pacífico colombiano, específicamente del Valle del Cauca. Este plato posee raíces africanas, dado que en la época de la colonia los africanos trajeron consigo muchas técnicas gastronómicas, todo esto se ve reflejado en la gastronomía caribeña con muchos cocidos y fritos propios de esa cultura.

Originalmente, la marranita típica vallecaucana, es de plátano verde y rellena de chicharrón de cerdo. Sin embargo, en una de mis clases de cocina colombiana relacioné mucho esta preparación con el típico plátano maduro con bocadillo y queso. Ahí fue donde me llegó la idea, de qué pasaría si tomara la técnica de marranita, cambiando el plátano verde por uno maduro y lo rellenara con queso y el típico bocadillo veleño. Es por esta razón, que el día de hoy les traigo esta sencilla y deliciosa receta ideal para que deleiten sus mañanas al desayuno o para degustar como postre en donde el plátano es protagonista.

Sigue leyendo

Cayeye, sabrosa tradición caribeña

Escrito por María Camila Arias

¿Qué mejor manera de empezar el día que con un delicioso y cremoso cayeye, un hogao con mucho sabor y el típico queso costeño rallado?. El cayeye es un pisado o puré de banano verde o también conocido en la costa colombiana como “guineo”, el cual en su mayoría de presentaciones se le añade mantequilla y queso costeño. Esta deliciosa preparación es originaria de la costa caribe colombiana, específicamente del Magdalena. Se piensa que dio sus inicios en la zona bananera con la llegada de United Fruit Company en Santa Marta, en donde los bananos que no cumplían los requisitos de exportación eran rechazados y finalmente consumidos por los habitantes y trabajadores de la zona; consecuentemente éste era freído o cocido para su consumo. Sigue leyendo

Casamiento con tostones, tradición de Honduras

Platano frito

Tostones, cortesia: la prensa.hn

Hoy quiero compartir una receta que me ha sorprendido agradablemente en uno de los blogs que sigo, es un plato típico hondureño que tiene una marcada presencia de la comida caribeña, ingredientes tradicionales y combinación de sabores muy latinos.

El casamiento con tostones trae consigo el plátano frito, muy consumido en América latina, en Colombia le llaman patacones, están deliciosos, sirven como aperitivo, acompañante o hasta como plato principal cuando se les pone encima carne, o pollo, o frijoles, o queso,  o ¡varios ingredientes a la vez! son aptos para vegetarianos y para aquellos que no pueden comer gluten.

moros-y-cristianos

moros y cristianos, cortesia: goya.com

Y por supuesto los frijoles, son parte indispensable de la dieta caribeña también y de zonas del interior de muchos países de Latinoamérica, sin ellos, muchas de las recetas representativas de la zona desaparecerían, en Cuba también existe su versión de moros y cristianos; como delicioso acompañante o plato principal, si la economía lo permite 🙂

Pues ya no queda más que visitar la receta que Ligia ha preparado para que nosotros podamos disfrutarla en nuestras cocinas, su plato de casamiento con tostones deleitará a cualquiera que sepa apreciar los sabores tradicionales del Caribe y de la gastronomía hondureña…

 

Jugo de Zapote

En el último post estuvimos con Gustolatino Gastronomía conociendo, saboreando y aprendiendo sobre los puestos callejeros de la costa Caribe colombiana, gracias a Luz Rodríguez López conocimos ¿cuáles son los jugos que más se consumen en la costa Caribe colombiana? y gracias a ella descubrimos cómo preparar algunos de ellos, hoy en el blog vamos a aprender cómo preparar el jugo de zapote costeño, uno de los más emblemáticos y tradicionales, así que ya no tenemos excusa para saber a qué sabe la costa Caribe colombiana 🙂

La carimañola: un manjar del Caribe (parte II)

(Escrito por Marina Muñoz)

¿Cómo podemos preparar una carimañola saludable?

Carimañola jaiba (Cortesía: elespectador.com)

Carimañola jaiba (Cortesía: elespectador.com)

Aunque hay muchas formas de preparar y rellenar estas masas de yuca, vamos a ver una de las opciones clásicas de Colombia.

  • Pelar la yuca y cocerla durante 30 minutos o hasta que esté blanda; entretanto sofreír la carne molida o picada con tomate a cuadraditos, algunos dientes de ajo picaditos y sal, se puede añadir cebolla picada también.
  • Es importante escoger una carne magra, es decir, sin grasa blanca visible.
  • Una vez está cocida la yuca, aplastarla hasta obtener una masa y formar bolitas redondas u ovoideas (según el gusto).
  • Posteriormente hacer un hueco en la masa, rellenarlo de carne y taparlo con la misma masa.
  • Para que las carimañolas queden doradas, se puede batir una clara y untarlas por el exterior.
  • Tal y como está descrito, este plato puede resultar muy sano e igualmente apetitoso si doramos las masitas al horno, para lo cual tendríamos que precalentar el horno a temperatura media y dejarlas unos 15 minutos.
  • Quizás el procedimiento de horneado resulte lento para aquellas personas que sirven carimañola en un restaurante, pero es mucho más sano.
  • En el caso de elegir la fritura como forma de preparación, hay que tener la precaución de que el aceite no tenga muchos usos, es decir, que sea limpio y si es de oliva mucho mejor, porque será más resistente a la temperatura del fuego. Es importante que el aceite no humee antes de echar la masas y una vez fritas, ponerlas sobre papel absorbente para sacar un poco el exceso de grasa.
  • Si rellenamos la carimañolas con queso, tendríamos que escoger alguno que no sea muy graso, de esta manera, no aumentamos el nivel calórico del plato y mantenemos su valor nutricional.
  • He visto recetas de carimañola en las que el relleno se hace con carne y huevo duro, el huevo también es una proteína de alta calidad biológica y se puede prescindir del mismo sin afectar a la riqueza nutricional del plato.

¿Qué diferencia hay entre la carmañola frita y horneada?

Carimañolas colombianas (Cortesía: Wikipedia-Jdvillalobos)

Carimañolas colombianas (Cortesía: Wikipedia-Jdvillalobos)

Estéticamente no hay mucha diferencia porque se doran igualmente, de sabor casi ninguna y las dos opciones son igualmente crocantes o crujientes; pero en cuanto a los nutrientes que nos aportan, si hay diferencias. La carimañola frita absorbe mucho aceite y aunque tengamos la precaución de empapar el sobrante con papel, va a quedar una buena cantidad en la  masa de yuca. Esta grasa está saturada por la alta temperatura del fuego a la que se someten los aceites, siendo por tanto poco saludable, pues aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, sobrepeso, obesidad, etc.

Ventajas de las carimañolas doradas al horno:

  • Son mucho más saludables para el organismo.
  • Se pueden preparar más masitas de una sola vez.
  • Son más ecológicas porque evitamos los vapores tóxicos que emite el aceite frito reiteradamente.
  • Mayor limpieza en la presentación.
  • La preparación es la misma y también las untamos con clara de huevo antes de ponerlas en el horno.

¿Cómo acompañar la carimañola?

Se tiende a acompañar este plato con salsas diversas, como la salsa de maracuyá u otras. Siempre y cuando la salsa sea ligera y no contenga natas, mantequilla u otra grasa pesada, es perfecto. Por ejemplo, una salsa vegetal de ají, siempre y cuando no estemos enfermos del hígado o tengamos hipertensión, puede resultar saludable.

Una forma muy decorativa de acompañar la carimañola sería con hortalizas alrededor, como palitos de zanahoria, repollo picado, lechuga troceada, trocitos de brócoli, etc., podemos ser creativos con las formas; de esta manera, aumentamos la calidad nutricional del plato, a la vez que resulta mucho más ligero de digerir por la fibra de los vegetales.

Si os animáis a preparar esta tradicional receta de la forma más sana, seguro que lo disfrutaréis mucho más y vuestro organismo os lo agradecerá con salud.

La carimañola: un manjar del Caribe (parte I)

(Escrito por Marina Muñoz)

Carimañola (Imagene: Marina Muñoz)

Carimañola (Imagene: Marina Muñoz)

¿Qué es la carimañola?

Es una fritura típica de la región caribeña de Colombia y de Panamá. Está constituida por  masa de yuca o mandioca la cual se rellena con carne, pollo o queso, según la zona en la que se preparen, posteriormente estas se fríen en aceite. Usualmente se sirven muy calientes y acompañadas de alguna salsa.

Historia de la Carimañola

Es difícil precisar la historia de este plato, a pesar de que el origen etimológico de la palabra «carimañola» parece que se encuentra en el término «carmañola» que deriva del francés «carmagnole» y se asocia con la descripción de la chaqueta que los federados de Marsella (Francia) pusieron de moda en París durante la Revolución francesa (1789-1799). La «carmagnole» también fue la canción más popular de la mencionada Revolución.

Quizás el nombre de este plato proceda de los tiempos de la Revolución francesa, sin embargo, nosotros no podemos afirmarlo, a pesar de que la yuca envuelve como «una chaqueta» al relleno y de que los franceses estuvieron presentes en la historia de América latina.

Lo cierto es que Panamá y Colombia comparten una tradición que seguramente procede de la época (año 1821) en la que ambos países fueron uno solo. Se separaron con el tiempo, pero la tradición culinaria que compartieron persiste hasta nuestro días.

Hay quien llama a este plato «caribañola» y algunos asocian esta denominación con su fama en el Caribe y una posible procedencia española. Sin embargo, la popularidad de este plato en estos dos países que estuvieron unidos, hace pensar que procede del siglo XIX, aunque también podría tratarse de una tradición compartida por la vecindad geográfica de ambos (ya que solo están separados por el istmo de Panamá).

Evolución de la carimañola

Carimañolas costeñas (Cortesía: cocina.linio.com.co)

Carimañolas costeñas (Cortesía: cocina.linio.com.co)

Ignoro cómo se preparó la primera carimañola, sin embargo, si dejo volar mi imaginación, me resulta sencillo pensar que las bolitas o empanadas de yuca, bien podían rellenarse y dorarse al fuego de una hoguera.

Lo cierto es que en 1821 no existía aún la electricidad y mucho menos las cocinas de gas, tampoco existían las refinerías industriales de aceite, lo que lleva a pensar que si doraban las carimañolas era con fuego de leña.

Actualmente se fríen en aceites refinados y esta forma de preparación culinaria puede resultar pesada e incluso indigesta dependiendo de cómo se realice y de los ingredientes que se utilicen. Los aceites crudos que se utilizan habitualmente para fritura son ricos en saludables grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas cuando están crudos, pero en el momento en que los sometemos a las altas temperaturas del fuego, las grasas se saturan, transformándose en perjudiciales.

Este plato se ha ido adaptando a un progreso que seguramente ha empobrecido su calidad nutricional.

Aporte nutricional de la carimañola

Carimañolas pescado y queso (Cortesía: eluniversal.com.co)

Carimañolas pescado y queso (Cortesía: eluniversal.com.co)

Carbohidratos:

  • La yuca es una fuente de almidón digerible, la cual tiene mucha fibra y además nos aporta energía para desarrollar nuestras funciones vitales normales.

Proteínas:

  • La carne nos aporta proteínas de alto valor biológico que ayuda a la regeneración diaria de nuestros tejidos.
  • Si se preparan con queso, éste igualmente nos aporta proteínas, pero su valor biológico es inferior al de la carne.

Varios nutrientes:

  • El tomate es una hortaliza muy rica en licopenos, antioxidantes importantes que nos ayudarán a combatir los radicales libres. También es rica en precursores de la vitamina A, vitamina K y ácido fólico. En cuanto a su riqueza mineral, contiene todos los minerales y en mayor cantidad, calcio, potasio, magnesio, níquel, fósforo y cromo.
  • Podemos añadirle también cebollas, pimientos u otras hortalizas al relleno, en este caso, enriqueceremos la calidad nutricional de la receta, aportando más vitaminas y minerales.
  • En cuanto a los ajos, reducen la presión arterial, el colesterol y favorecen la circulación.
  • Tanto los ajos como el tomate son muy saludables para nuestro sistema inmune ya que nos ayudan a combatir y prevenir infecciones.

No te pierdas la segunda parte de este artículo, te esperamos 😉