Hagamos una navidad más dulce para los niños Venezolanos

La navidad es una época entrañable en América latina, si bien hay unos que no le ven el sentido a celebrar, otros la esperan con anhelo cada año; pero quienes más la disfrutan son los niños que ven como los días de navidad y la víspera de ésta son los momentos más mágicos de sus días.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Niña venezolana pide ayuda (Cortesía: Meals4hope)

La navidad en Venezuela puede que no brille con la misma ilusión que en otras partes de Latinoamérica, muchas familias con necesidades que no tienen ni lo básico para vivir, no pueden celebrar con la misma alegría la época de navidad.

La navidad duele cuando vemos que los que más la esperan durante todo el año – los niños latinoamericanos, los niños venezolanos – no pueden tener una cena navideña para compartir con su familia, sin lo básico para alimentarse o para tener una vida digna ¿qué se puede esperar para las fiestas de navidad? y ni qué hablar de los juguetes ni regalos que ya el niño Dios se ha olvidado de traer. Venezuela se ha convertido en territorio olvidado, familias olvidadas y niños olvidados… llenos de lágrimas por no recibir un juguete con el cual jugar, los pequeños venezolanos están dejando atrás su inocencia, al ver cómo su país se parte en mil pedazos por la situación que viven cada día y están creciendo antes de tiempo para buscar la manera de ayudar a sus familias viviendo una realidad que no les ofrece un buen futuro.

Meals 4 hope1

Niños venezolanos necesitan tu ayuda (Cortesía: Meals4hope)

Sin extenderme demasiado, desde otras partes del mundo hay muchos que queremos ayudar a los niños venezolanos y dar una pequeña ilusión a esas familias venezolanas que lo están perdiendo todo y que lo único que buscan es la manera de sobrevivir a pesar de las condiciones tan difíciles y precarias en las que se encuentran. Desde Gustolatino Gastronomía hacemos un llamado para que te unas y aportes tu granito de arena, un pedacito de ayuda y cariño a aquellos que lo necesitan tanto; y aunque no es ningún misterio que en América latina hay mucha necesidad, hoy pedimos por Venezuela, para que con tu ayuda les recuerdes que no están solos en navidad.

Cotillon navidad meals

Cotillón navideño para niños venezolanos, (Cortesía: Meals4hope)

Si estás en Barcelona (España) te invitamos a la recolecta que se hará para enviar a 2000 niños un bocado de ilusión en la época de navidad y con ello tendrán un pequeño cotillón.

Fecha de recolecta:  27 de octubre de 2018

Hora: 11:00 a 17:00

Lugar: Paseo San Juan 129 (frente a la cafetería Vivari)

Todo lo que lleves (que se adapte a lo que está especificado en el cartel de arriba), así como cualquier ayuda que quieras aportar a los niños venezolanos lo puedes hacer a través de meals4hope, la ONG que está llevando a cabo diferentes programas para mejorar la situación en la que viven muchas familias en Venezuela. ¡Te esperamos!

Receta de pan de pascua

Llegaron las fiestas y por supuesto fiestas que se respeten en familia o con los amigos no se pueden celebrar sin un postre que haga los días más dulces. En América latina son muchos los postres típicos que acompañan nuestras cenas navideñas y de año nuevo, hoy en Gustolatino Gastronomía seguimos celebrando unas fiestas muy latinas y traemos la receta de pan de pascua.

Se puede decir que el pan de pascua es la versión latinoamericana de panettone, una versión deliciosa en donde la influencia de sabores europeos y africanos se hacen presentes. Muy consumida en Chile, Perú, Ecuador; en otros países como Venezuela, Argentina, Colombia, México, se consumen diferentes versiones pero siempre guardando parecido con la italiana. Les invitamos a preparar esta deliciosa receta de pan de pascua chileno para mantener la tradición de las fiestas y los sabores latinos que siempre nos han acompañado.

Ingredientes para el pan de pascua navideño

  • 500 g de harina de trigo
  • Levadura seca
  • 250 g de azúcar/ azúcar morena o panela triturada
  • 250 g de mantequilla o margarina
  • 5 huevos
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 Cdta canela en polvo
  • 1/2 Cdta clavo de olor
  • 1/2 Cdta nuez moscada
  • 1/2 Cdta de cardamomo
  • 100 g de almendras
  • 100 g de nueces
  • 200 g uvas pasas
  • 200 g fruta confitada/ ciruelas o cerezas
  • 1 vaina de vainilla
  • 1/2 Cdta anis
  • 1 a 2 Cdas de ron o algún licor para postre
  • Harina de trigo extra para enharinar la fruta junto con los frutos secos
  • Vinagre (opcional)
  • 1 Tacita de café (opcional)

Preparación para el pan de pascua navideño

  • La noche anterior poner en remojo las frutas con el licor y las semillas de la vaina de vainilla
  • Cernir o tamizar la harina de trigo
  • Agregar las especias trituradas a la harina de trigo y la levadura seca
  • Mezclar (cremar) la mantequilla y el azúcar
  • Incorporar uno a uno los huevos a la mezcla anterior y batir
  • Agregar la ralladura de limón
  • Escurrir la fruta
  • Unir la fruta con los frutos secos y enharinar (para que la fruta especialmente no se baje dentro de la masa en el momento de hornear)
  • Poner poco a poco la harina a la mezcla de la mantequilla con el azúcar y el huevo
  • Agregar la fruta y los frutos secos enharinados a la mezcla de la harina con movimientos envolventes para que la mezcla no baje con una espátula
  • Agregar un poco de vinagre
  • Agregar un poco de licor de donde se remojaron las frutas
  • Agregar el café (opcional)
  • Precalentar el horno a 200º c – 250º c
  • Poner la masa en el molde para hornear
  • Hornear el pan de pascua a 170º c durante 50 min – 1 hora (con calor abajo)
  • Cuando el pan de pascua de olor, poner el horno arriba y abajo para que dore un poco

Tips para preparar el pan de pascua navideño

  • Generalmente el pan de pascua se pone en moldes de papel que venden en sitios especializados y las medidas suelen ser estándar
  • Si no se tiene molde de pan de pascua, habrá que untar el que tengamos con mantequilla y harina para que la masa no se pegue
  • Se agrega el café para que de un poco de color a la mezcla, pero si se usa azúcar moreno o panela no es necesario
  • El vinagre es para que el pastel se conserve por más tiempo
  • Los licores con más alcohol pueden deshacer un poco la fruta
  • En caso de no querer utilizar alcohol en la receta para sumergir la fruta cristalizada, se puede dejar la fruta en agua la noche anterior
  • Si la receta se pone en moldes pequeños (tipo muffin) el tiempo de preparación puede disminuir hasta 10 min (tiempo de cocción 40 min)
  • Cada horno es un mundo, así que antes hay que conocer la potencia del horno para saber si los tiempos de cocción varían
  • Los tiempos de cocción en esta receta son orientativos
  • El olfato es indispensable para saber si la receta está casi lista
  • Se puede utilizar una brocheta de metal, de madera o un cuchillo para asegurarnos de que la masa está totalmente cocida; pero en ocasiones la masa puede bajar por el cambio busco de temperatura
  • Al apagar el horno se aconseja dejar el pastel dentro y que enfríe lentamente
  • Dejar reposar la receta es ideal para que los sabores se intensifiquen
  • Se puede bañar el pan de pascua con el licor de las frutas después de sacarlo del horno para que el sabor sea más intenso (con una cuchara o una jeringa), se aconseja que esté tibio
  • Si se quiere preparar más cantidad, se deben doblar las medidas de los ingredientes

Sabores latinos en navidad

La navidad en América Latina es todo un acontecimiento de sabores y tradiciones, muchos países celebran sus fiestas manteniendo herencias culinarias traídas de España o Portugal principalmente. La navidad es la celebración más familiar que existe en Latinoamérica y al igual que el año nuevo, las reuniones en casas de los familiares y amigos están rodeadas de sabores locales. La comida latina en las fiestas navideñas y de fin de año congrega gran cantidad de platos autóctonos que en muchas ocasiones se comparten con países vecinos.

Hoy, a vísperas de la navidad, te invito a que hagamos un viaje por las cocinas de estos países y vayamos preparando nuestros sentidos con las imágenes de los platos que encontramos en Latinoamérica por estos días. Recetas navideñas saladas y dulces que vienen acompañadas de bebidas para refrescar los días de verano en el hemisferio sur y en el Caribe o bebidas calientes para los lugares montañosos de los Andes, paraísos en donde la Nochebuena, aún con el frío de afuera lleva el calor a los hogares en estas fiestas tan entrañables.

Pavo navideño

El pavo es uno de los platos más tradicionales en Latinoamérica, millones de hogares preparan sus propias versiones de este ingrediente en el que muchos países tienen sus propias recetas locales para el relleno o para el adobo de esta ave. En México, es muy conocido como guajalote y viene acompañando las mesas mexicanas durante más de mil años, en este país es bastante común encontrarlo acompañado durante estas fiestas con salsas tan tradicionales como el mole (en muchas de sus versiones) o con salsas de chiles, todo un deleite para los paladares más tradicionales, pero también para los más exigentes. El chompipe (como se conoce en el Salvador) se consume en toda América Latina durante estas fiestas y dentro de las opciones para prepararlo siempre es un acierto al horno o adobado, etc. De cualquier manera, aves como el pollo y la gallina también están presentes en las fiestas navideñas por simple tradición o por economía.

Lechón navideño

El lechón es otro de los principales protagonistas y no puede faltar en la mesa de países centroamericanos y de América del sur. Sea entero o por piezas (como la pierna), esta es otra de las recetas más populares, también conocido como cerdo, chancho, cochino o marrano, su carne es muy apreciada para estas fiestas y muchas familias se reúnen durante el día de navidad o días previos para preparar este ingrediente y mezclarlo con los sabores locales en Nochebuena.

Tamales para navidad

En muchos países de Latinoamérica no existe navidad sin tamal, cada país tiene su propia versión, se consume en México, en Guatemala, en Nicaragua (con los nica-tamales), en el Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú y en Venezuela se le conocen como hallacas. Aquí confirmamos que el maíz es uno de los ingredientes más queridos y con el cual se preparan infinidad de recetas.

Arroces navideños

El festival de los sabores en estas fiestas navideñas se hace presente en países caribeños como Cuba con recetas como el arroz congrí y otras versiones como el moro de guandule en República Dominicana, el arroz dulce en Puerto Rico, el arroz a la Tica en Costa Rica o el arroz con guandú en Panamá (confirman que la herencia española y portuguesa se mantiene viva aún hoy en día en las cocinas latinas). En Ecuador también es visible esta influencia cuando a la mesa se sirve el arroz relleno ecuatoriano y las zonas de la costa colombiana, el arroz con coco es uno de los acompañantes que no pueden faltar.

Sopas navideñas

Sopas como el ajiaco, el sancocho o la picana navideña boliviana siguen siendo opciones muy tradicionales en muchos lugares para dar calor al cuerpo o para los amantes de los pucheros que nos heredaron nuestros conquistadores.

Opciones dulces para navidad

Dentro de las opciones dulces, la clara influencia portuguesa sigue presente en las mesas de los brasileros con las rabanadas, los filhos, los sonhos, mientras en Colombia y Ecuador, la natilla y los buñuelos siguen siendo símbolos tradicionales de la navidad y las fiestas de fin de año.

Pan de Pascua

Un clásico de clásico en países como Chile, no puede faltar en navidad el pan de pascua mientras se recibe el viejo pascuero con regalos para los más pequeños.

Si quieres saber un poco más sobre las tradiciones navideñas, visita nuestro artículo de Holaciudad.com y saborea más de la navidad latina con nosotros.

Felices fiestas y que el 2014 te traiga mucha salud, felicidad, amor y platos deliciosos ;).

Día de los muertos ¡toda una festividad para celebrar!

La Catarina

La Catarina. Fotografía tomada por Tomascastelazo.

Hoy en Gustolatino Gastronomía queremos unirnos a la celebración del día de los muertos (que se celebra el 1 y 2 de noviembre de cada año), muy tradicional y representativa en México y en otras partes de Centro América. Y es que la gastronomía latina y la cultura de Latinoamérica siempre ofrece celebraciones que año tras año forman parte de lo que significa la cultura latina. Por esto, queremos compartir con todos la receta de pan de muerto y unas imágenes deliciosas y divertidas. Recordemos una fiesta que forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, gracias a su colorido, tradición y significado colectivo.

¿Y qué mejor que una opción como estas galletas para celebrar el Día de los Muertos?, hasta el más gallina se atreve a comerse unas cuantas, aunque la verdad son tan bonitas que al principio cuesta un poco dar el primer mordisco… ¡espectaculares!

Las calaveras, los esqueletos y los altares son los protagonistas en este día y hacen su aparición (nunca mejor dicho) para celebrar en familia y con los amigos una fiesta que ha trascendido de generación en generación. Aquí la comunidad latina y en especial la mexicana, reivindica su identidad, donde quiera que esté, cualquier parte del mundo es válida para mantenerla…

Una de las tradiciones más arraigadas durante años, ha sido la de poner la ofrenda el día de la festividad y así honrar a las almas de los que se han ido.

Bocados dulces y por supuesto la compañía del chocolate mexicano que no puede faltar, hacen su presencia para dejar un mejor sabor de boca por el vacío de los que ya no están….

Y en este día tan significativo… no puede faltar el Pan de Muerto, una receta sencilla pero que forma parte de lo que significa participar de ese día y con ella nos despedimos.

Receta para el Pan de Muerto

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de mantequilla o margarina
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 20 de levadura panadera
  • 1/4 de taza de agua tibia
  • 2 huevos
  • 3 tazas de harina (sin cernir)
  • 2 c/das de té de anís
  • 3 c/das de té de azahar
  • Ralladura de una naranja
  • 2 c/ditas de azúcar adicionales
  • 1 huevo adicional para añadir la decoración

Para barnizar (opcional):

  • 1 c/da de harina para barnizar
  • 1 c/da de azúcar
  • 2 tazas de agua
  • 1 c/da de azúcar para espolverear

Preparación pan de muerto:

  • Disolver en una taza la levadura en el agua tibia con una cucharada de azúcar, dejar reposar durante unos 5 minutos para que empiece a fermentar (saldrá una espuma)
  • Añadir una cucharada de harina a la mezcla y revolver
  • En un cuenco mezclar bien el resto de la harina con dos cucharadas de azúcar y dos de sal
  • Sobre una superficie plana poner la harina mezclada en forma de volcán, dejando un espacio en el centro y añadir en él la mezcla de la levadura y los demás ingredientes: el resto del azúcar, la mantequilla, los 2 huevos, el té de anís, el té de azahar, la ralladura de naranja y la mantequilla
  • Amasar hasta que la masa adquiera una consistencia suave de la siguiente manera: estirar la masa, agarrando uno de los extremos en dirección opuesta (dándole unos cuantos golpes) y llevarlo de nuevo al centro.
  • Hacer esto durante unos diez minutos o más, girando la masa para trabajarla por todos lados, poco a poco se harán burbujas y la masa se empezará a separar de la superficie y su textura será muy elástica.
  • Pasar la masa al cuenco que se ha utilizado al principio, cubrirla con un paño de cocina húmedo
  • Dejarla reposar en un lugar templado o bajo el sol durante una hora y media, hasta que la masa duplique su tamaño
  • Una vez pasado el tiempo de reposo de la masa; volver a colocarla sobre la superficie previamente enharinada y trabajar durante unos 10 minutos más.
  • Separar un pedazo de la masa (aproximadamente 1 taza) para hacer los huesitos y la bola que se coloca encima del pan para darle ese aspecto tan tradicional.
  • Hacer una bola con el trozo más grande
  • Poner un poco de mantequilla y harina al molde en el cual hornearemos el pan
  • Precalentar el horno a 200º C
  • Colocar la bola más grande sobre el molde o placa para hornear, hacer un bolita pequeña y dar forma a los huesitos con los que se va a decorar el pan
  • Dejar reposar de nuevo toda la masa (unos 20 minutos aproximadamente)
  • Batir el último huevo y con él pegar la bola y los huesitos al pedazo más grande, tal como se aprecia en la fotografía y meter al horno
  • Hornear durante 15 minutos a 200º C y luego bajar la temperatura hasta 170º C (dejando el pan 10 minutos más aproximadamente), el olor a pan debe ser evidente antes de que se vaya a sacar del horno

Preparación del jarabe pan de muerto:

  • Poner en una cazuela los ingredientes a fuego medio
  • Remover constantemente hasta que se forme un jarabe con una consistencia medio espesa
  • Dejar enfriar y barnizar la superficie del pan, espolvorear un poco de azúcar para que se adhiera a la superficie

Tips gastronómicos pan de muerto:

  • Algunas personas sustituyen la levadura por pulque, lo cual le confiere un sabor diferente pero un toque también muy mexicano 🙂
  • La levadura no puede entrar en contacto directo con la sal porque no fermenta (que es lo que hace que crezca el pan)
  • Algunas recetas llevan más yemas, pero esto le aporta demasiada grasa a la receta, por lo que hemos optado por la versión “más ligera”
  • Como muchas recetas, esta es una versión del Pan de Muerto y como decimos siempre en Gustolatino Gastronomía, en la cocina como en la vida, las posibilidades son infinitas y dependen también de los gustos de cada cual
  • Para ahorrar energía, se puede calentar el horno a la más alta temperatura y posteriormente bajar a la deseada, esto hará que tarde menos
  • Las temperaturas son aproximadas, ya que cada horno de cocina es diferente, pero por supuesto el olor a pan será una señal inequívoca de que el pan está a punto de salir
  • En algunas recetas se le da un poco de brillo a la receta con el jarabe que se ha puesto como opcional aquí, y ya está, ¡que lo disfruten!

Navidad y comida en Colombia

¡ Hola chicos! ya estamos en navidad, días para compartir con la familia y amigos, una época ideal para demostrar a los demás que los queremos, saborear platos deliciosos y por supuerto ¡engordar! pero no se preocupen que el próximo año hacemos dieta y bajamos todos esos kilitos de más 😉

¿ Y cómo celebrar estos días con Gustolatino? pues que mejor que contarles una de las más importantes tradiciones que existen en Colombia durante la navidad, la tradición de la novena de aguinaldos.

¿ Pero qué es la novena de aguinaldos?

La novena de aguinaldos es una serie de oraciones que realizan las personas católicas en Colombia durante los nueve días previos a la navidad, es decir desde el 16 hasta el 24 de diciembre, ambos incuídos. La crearon dos religiosos, Fray Fernando de Jesús (predicador ecuatoriano) junto a la religiosa doña Clemencia de Jesús (fundadora de un colegio religioso de Bogotá – Colombia), esta primera le pidió al segundo que hicieran unos rezos para recibir al niño Jesús en navidad en 1725 y así fue como surgió la novena de aguinaldos.

Y como nosotros los colombianos somos muy religiosos, la novena de aguinaldos ha trascendido durante tanto tiempo y año tras año la rezamos con mucha devoción y constancia durante estas fechas.

¿Y qué tiene que ver la novena de aguinaldos con la comida colombiana? ¡pues mucho! porque no existe novena de aguinaldos sin comida, sin ver a la familia ni a los amigos, es una excelente excusa para comer y festejar.

Pero ahora entremos un poco en materia sobre lo que se come en estos días; la comida tradicional en Colombia para la novena de aguinaldos son buñelos, natilla y colaciones (es decir almojábana, pan de yuca,, galletas, ayacas y muchas cosas más dependiendo de la zona, la tradición familiar y los gustos. Para beber puede ser chocolate caliente, masato (una bebida local que luego les explicaré) lulada (en zonas del Valle del Cauca), sabajón (otra bebida local con un poco de alcohol), canelazo (en zonas frías del país), zumos naturales y refrescos. Algunas veces se comen empanadas, pastel de yuca, tamales (según la región pueden ser diferentes) o cosas menos tradicionales que no es necesario mencionarlas.

En cuanto a la cena de navidad, varía dependiendo de la zona del país, de las tradiciones y por supuesto del presupuesto; en la cena podemos encontrar tamales, ajiaco (en zonas como Boyacá, Bogotá y Cundinamarca), el sancocho de gallina (muy común en el Tolima y en muchas otras zonas del país), envueltos de maíz (hay varios tipos), lechona (una delicia del Tolima que luego se las presento), pescados o mariscos como ceviche (en la costa Caribe o en el Pacífico), ¡en fin! la lista es bastante extensa pero cuando nosotros los colombianos estamos lejos de casa nuestros estómagos sueñan con todo esto y aunque fuera de Colombia se puedan preparar algunas recetas, no hay como disfrutarlo en casa, como es lógico.

Pero además de la tradición de la comida y de rezar la novena de aguinaldos, existe el juego de los aguinaldos. Estos juegos se practican durante los días previos a la navidad, la idea es buscar que el oponente pierda tantas veces como sea posible, muchos de estos se juegan entre dos personas. Dentro de los más comunes están:

  • “Pajita en boca” (siempre se debe tener algo en la boca cuando el contrincante menciona la frase “pajita en boca”, como un palillo, por ejemplo).
  • “El sí y el no” (un contrincante se queda con el “sí”, así que cualquier pregunta que le haga el contrario debe responderla siempre con “sí”; el otro tendrá que hacer lo mismo con el “no”).
  • “Dar y no recibir” (un contrincante le ofrece al otro regalos y el otro no puede aceptarlos), un poco duro eso…
  • También están, “el beso robado”, “preguntar y no contestar” o el “tres pies”;  en todos estos juegos el ganador le pide sus aguinaldos al perdedor cuando se equivoca (es el premio que se lleva por haber vencido).

Para terminar quiero contarles que la novena siempre la rezamos al lado del pesebre (o nacimiento, como le llaman en España). Esa es la manera de compartir al lado de las personas que se quieren, disfrutar de la comida y del calor de hogar. Me imagino que muchos sabrán lo que es un pesebre, pero para los que no lo conocen, yo quiero compartir con ustedes uno de los más hermosos que he visto, esta es una fotografía de la catedral de sal de Zipaquirá (una pequeña ciudad cerca de Bogotá), allí estuve de paseo, viendo uno de los hermosos monumentos de mi país 🙂Pesebre en la catedral de sal de Zipaquirá

¡Feliz navidad les desea Gustolatino Gastronomía, lleno de mucho amor y paz!