Receta de puré de calabaza

Después de preparar un delicioso hummus, ya queda poco para saborear la degustación de estos que Gustolatino Gastronomía está preparando para ti, con los ingredientes más tradicionales de la comida latina podrás descubrir como esta receta tan tradicional puede tener tantas variaciones. Y como siempre es mejor empezar por el principio, nuestro próximo hummus será de calabaza y para los menos experimentados que no se atreven a preparar este vegetal, aprenderemos a realizar el puré de calabaza que será indispensable para la receta que viene. ¡Que lo disfrutes!

Receta de puré de calabaza

  • 1 Calabaza pequeña
  • Aceite de oliva

Cómo preparar el puré de calabaza

Calabaza Logo

Calabaza entera

Calabaza Logo1

Calabaza sin extremos

Calabaza Logo2

Calabaza cortada

Calabaza Logo3

Calabaza sin semillas

Calabaza Logo4

Calabaza en cubos

Calabaza Logo5

Sofrito de calabaza

Calabaza Logo6

Puré de calabaza

  • Limpia la calabaza
  • Corta los extremos de la calabaza para poder manipularla
  • Corta la calabaza por la mitad
  • Saca las semillas de la calabaza y resérvalas
  • Corta la calabaza en partes más pequeñas
  • Pela la calabaza
  • Corta la calabaza en cubos
  • Sofríe la calabaza durante unos 10 a 12 min a fuego medio
  • Tritura la calabaza con un procesador de alimentos

Tips para preparar el puré de calabaza

  • Las semillas de calabaza se pueden reservar para tostar, solo tienes que limpiarlas y dejarlas secar bien para luego tostar en una sartén a fuego medio; ten cuidado porque cuando se calientan mantienen mucho su calor y te puedes quemar. Al conservar el calor, hay que cuidar que no se quemen, con lo que el fuego puede apagarse antes de que parece que ya están totalmente tostadas
  • Las semillas de la calabaza son  muy nutritivas ¡aprovéchalas!
  • Una vez tostadas las semillas las puedes triturar con un mortero o usar enteras para decorar el hummus de calabaza
  • Se aconseja usar un cuchillo de sierra o de pan resistente, ya que la cáscara de la calabaza es resbalosa y puede hacer que nos cortemos; con un cuchillo de sierra ¡será facilísimo!
  • No se aconseja poner sal, así el puré se mantendrá en perfecto estado y la calabaza no soltará agua, quedará una pasta
  • Tritura la calabaza sin agua, esta ya tiene la necesaria
  • El puré se debe reservar en el refrigerador para la versión de hummus que prepararemos
  • La calabaza es uno de los ingredientes latinos más tradicionales que han acompañado nuestra gastronomía durante años, es un ingrediente muy versátil y que ofrece muchas posibilidades gastronómicas

La carimañola: un manjar del Caribe (parte II)

(Escrito por Marina Muñoz)

¿Cómo podemos preparar una carimañola saludable?

Carimañola jaiba (Cortesía: elespectador.com)

Carimañola jaiba (Cortesía: elespectador.com)

Aunque hay muchas formas de preparar y rellenar estas masas de yuca, vamos a ver una de las opciones clásicas de Colombia.

  • Pelar la yuca y cocerla durante 30 minutos o hasta que esté blanda; entretanto sofreír la carne molida o picada con tomate a cuadraditos, algunos dientes de ajo picaditos y sal, se puede añadir cebolla picada también.
  • Es importante escoger una carne magra, es decir, sin grasa blanca visible.
  • Una vez está cocida la yuca, aplastarla hasta obtener una masa y formar bolitas redondas u ovoideas (según el gusto).
  • Posteriormente hacer un hueco en la masa, rellenarlo de carne y taparlo con la misma masa.
  • Para que las carimañolas queden doradas, se puede batir una clara y untarlas por el exterior.
  • Tal y como está descrito, este plato puede resultar muy sano e igualmente apetitoso si doramos las masitas al horno, para lo cual tendríamos que precalentar el horno a temperatura media y dejarlas unos 15 minutos.
  • Quizás el procedimiento de horneado resulte lento para aquellas personas que sirven carimañola en un restaurante, pero es mucho más sano.
  • En el caso de elegir la fritura como forma de preparación, hay que tener la precaución de que el aceite no tenga muchos usos, es decir, que sea limpio y si es de oliva mucho mejor, porque será más resistente a la temperatura del fuego. Es importante que el aceite no humee antes de echar la masas y una vez fritas, ponerlas sobre papel absorbente para sacar un poco el exceso de grasa.
  • Si rellenamos la carimañolas con queso, tendríamos que escoger alguno que no sea muy graso, de esta manera, no aumentamos el nivel calórico del plato y mantenemos su valor nutricional.
  • He visto recetas de carimañola en las que el relleno se hace con carne y huevo duro, el huevo también es una proteína de alta calidad biológica y se puede prescindir del mismo sin afectar a la riqueza nutricional del plato.

¿Qué diferencia hay entre la carmañola frita y horneada?

Carimañolas colombianas (Cortesía: Wikipedia-Jdvillalobos)

Carimañolas colombianas (Cortesía: Wikipedia-Jdvillalobos)

Estéticamente no hay mucha diferencia porque se doran igualmente, de sabor casi ninguna y las dos opciones son igualmente crocantes o crujientes; pero en cuanto a los nutrientes que nos aportan, si hay diferencias. La carimañola frita absorbe mucho aceite y aunque tengamos la precaución de empapar el sobrante con papel, va a quedar una buena cantidad en la  masa de yuca. Esta grasa está saturada por la alta temperatura del fuego a la que se someten los aceites, siendo por tanto poco saludable, pues aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, sobrepeso, obesidad, etc.

Ventajas de las carimañolas doradas al horno:

  • Son mucho más saludables para el organismo.
  • Se pueden preparar más masitas de una sola vez.
  • Son más ecológicas porque evitamos los vapores tóxicos que emite el aceite frito reiteradamente.
  • Mayor limpieza en la presentación.
  • La preparación es la misma y también las untamos con clara de huevo antes de ponerlas en el horno.

¿Cómo acompañar la carimañola?

Se tiende a acompañar este plato con salsas diversas, como la salsa de maracuyá u otras. Siempre y cuando la salsa sea ligera y no contenga natas, mantequilla u otra grasa pesada, es perfecto. Por ejemplo, una salsa vegetal de ají, siempre y cuando no estemos enfermos del hígado o tengamos hipertensión, puede resultar saludable.

Una forma muy decorativa de acompañar la carimañola sería con hortalizas alrededor, como palitos de zanahoria, repollo picado, lechuga troceada, trocitos de brócoli, etc., podemos ser creativos con las formas; de esta manera, aumentamos la calidad nutricional del plato, a la vez que resulta mucho más ligero de digerir por la fibra de los vegetales.

Si os animáis a preparar esta tradicional receta de la forma más sana, seguro que lo disfrutaréis mucho más y vuestro organismo os lo agradecerá con salud.

La carimañola: un manjar del Caribe (parte I)

(Escrito por Marina Muñoz)

Carimañola (Imagene: Marina Muñoz)

Carimañola (Imagene: Marina Muñoz)

¿Qué es la carimañola?

Es una fritura típica de la región caribeña de Colombia y de Panamá. Está constituida por  masa de yuca o mandioca la cual se rellena con carne, pollo o queso, según la zona en la que se preparen, posteriormente estas se fríen en aceite. Usualmente se sirven muy calientes y acompañadas de alguna salsa.

Historia de la Carimañola

Es difícil precisar la historia de este plato, a pesar de que el origen etimológico de la palabra “carimañola” parece que se encuentra en el término “carmañola” que deriva del francés “carmagnole” y se asocia con la descripción de la chaqueta que los federados de Marsella (Francia) pusieron de moda en París durante la Revolución francesa (1789-1799). La “carmagnole” también fue la canción más popular de la mencionada Revolución.

Quizás el nombre de este plato proceda de los tiempos de la Revolución francesa, sin embargo, nosotros no podemos afirmarlo, a pesar de que la yuca envuelve como “una chaqueta” al relleno y de que los franceses estuvieron presentes en la historia de América latina.

Lo cierto es que Panamá y Colombia comparten una tradición que seguramente procede de la época (año 1821) en la que ambos países fueron uno solo. Se separaron con el tiempo, pero la tradición culinaria que compartieron persiste hasta nuestro días.

Hay quien llama a este plato “caribañola” y algunos asocian esta denominación con su fama en el Caribe y una posible procedencia española. Sin embargo, la popularidad de este plato en estos dos países que estuvieron unidos, hace pensar que procede del siglo XIX, aunque también podría tratarse de una tradición compartida por la vecindad geográfica de ambos (ya que solo están separados por el istmo de Panamá).

Evolución de la carimañola

Carimañolas costeñas (Cortesía: cocina.linio.com.co)

Carimañolas costeñas (Cortesía: cocina.linio.com.co)

Ignoro cómo se preparó la primera carimañola, sin embargo, si dejo volar mi imaginación, me resulta sencillo pensar que las bolitas o empanadas de yuca, bien podían rellenarse y dorarse al fuego de una hoguera.

Lo cierto es que en 1821 no existía aún la electricidad y mucho menos las cocinas de gas, tampoco existían las refinerías industriales de aceite, lo que lleva a pensar que si doraban las carimañolas era con fuego de leña.

Actualmente se fríen en aceites refinados y esta forma de preparación culinaria puede resultar pesada e incluso indigesta dependiendo de cómo se realice y de los ingredientes que se utilicen. Los aceites crudos que se utilizan habitualmente para fritura son ricos en saludables grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas cuando están crudos, pero en el momento en que los sometemos a las altas temperaturas del fuego, las grasas se saturan, transformándose en perjudiciales.

Este plato se ha ido adaptando a un progreso que seguramente ha empobrecido su calidad nutricional.

Aporte nutricional de la carimañola

Carimañolas pescado y queso (Cortesía: eluniversal.com.co)

Carimañolas pescado y queso (Cortesía: eluniversal.com.co)

Carbohidratos:

  • La yuca es una fuente de almidón digerible, la cual tiene mucha fibra y además nos aporta energía para desarrollar nuestras funciones vitales normales.

Proteínas:

  • La carne nos aporta proteínas de alto valor biológico que ayuda a la regeneración diaria de nuestros tejidos.
  • Si se preparan con queso, éste igualmente nos aporta proteínas, pero su valor biológico es inferior al de la carne.

Varios nutrientes:

  • El tomate es una hortaliza muy rica en licopenos, antioxidantes importantes que nos ayudarán a combatir los radicales libres. También es rica en precursores de la vitamina A, vitamina K y ácido fólico. En cuanto a su riqueza mineral, contiene todos los minerales y en mayor cantidad, calcio, potasio, magnesio, níquel, fósforo y cromo.
  • Podemos añadirle también cebollas, pimientos u otras hortalizas al relleno, en este caso, enriqueceremos la calidad nutricional de la receta, aportando más vitaminas y minerales.
  • En cuanto a los ajos, reducen la presión arterial, el colesterol y favorecen la circulación.
  • Tanto los ajos como el tomate son muy saludables para nuestro sistema inmune ya que nos ayudan a combatir y prevenir infecciones.

No te pierdas la segunda parte de este artículo, te esperamos 😉

Chiles en nogada, prepara la versión más saludable

(Escrito por Marina Muñoz)

Historia de los chiles en nogada

chiles en nogada (Imagen: Marina Muñoz)

chiles en nogada (Imagen: Marina Muñoz)

Los Chiles en Nogada forman parte de la historia de México, es un plato festivo cuyos colores simbolizan la bandera de este país. Cuenta la leyenda que se prepararon por primera vez en el año 1821, unos dicen que en agosto, otros, en septiembre, pero sea la fecha que fuere, representan la liberación de México y su independencia firmada el 27 de septiembre del año mencionado. Parece ser que fue preparado por primera vez por las monjitas del Convento de Santa Mónica (Puebla), para homenajear al militar y político, Agustín de Iturbide por su santo (28 de agosto) o cumpleaños (27 de septiembre); emplearon 20 ingredientes para su elaboración.

Este conmemorativo y elaborado plato, aún se sigue preparando hoy en día y normalmente forma parte de las festividades mexicanas desde el mes de julio hasta septiembre, tiempo durante el cual, la fruta del granado (uno de sus ingredientes principales) está en su máximo apogeo, actualmente se prepara, en algunas ocasiones, con más de 50 ingredientes.

Evolución de los chiles en nogada

Los tiempos evolucionan, los ingredientes a nuestro alcance cambian y lo que fue un plato representativo, saludable y muy original en sabor; por la mezcla de frutas (peras, durazno, granada, etc.), nueces, piñones, carne, pimiento, chile, etc., se ha transformado en un platillo demasiado rico en azúcares, pues se le añade hasta dulce de membrillo y también frutas en almíbar, uvas pasas, azúcar cristalizado, azúcar blanca, etc.

Si intentamos remontarnos a 1821, tiempo en el cual no existían mataderos para reses  – éstas campaban a sus anchas por los campos y los chanchos se revolcaban libres en el lodo sin ser prisioneros en recintos, ni alimentados por piensos compuestos – podremos hacernos una idea de la calidad de las carnes que formaban anteriormente este plato. El movimiento en los animales mejora su tipo de grasa, luego parece claro que la carne de entonces era más saludable. La salsa blanca de este plato, que forma la base de la bandera, tiene como ingredientes principales: nueces, leche y queso. Las reses de entonces comían solo pasto, del que crecía por las praderas y seguramente su leche era menos rica en grasas saturadas (grasas de difícil digestión que se acumulan y se depositan en nuestros órganos internos y arterias), las cuales aumentan nuestro riesgo cardiovascular. Asimismo, la leche y el queso de aquel entonces, posiblemente más saludables. Y el acitrón de antes, ingrediente típico del relleno de los chiles actuales, seguro que no estaba elaborado formando barras con azúcar cristalizado.

Actualmente la industria pone a nuestra a disposición frutas en cualquier tiempo y para lograrlo, las endulza exageradamente con objeto de prolongar su conservación. Quizás las monjitas de Puebla hacían compotas caseras, pero lo que es casi seguro es que para la elaboración de este plato, solo utilizaron frutas de temporada, pues estaban en los árboles, plantas y cactus. El resultado del progreso es que la receta se ha cargado de azúcares, (cuyo exceso se transforma en grasa dentro de nuestro organismo), convirtiéndolo en un plato prohibido para diabéticos y excesivamente calórico.

Chiles en nogada saludables

Ahora bien, ¿podríamos conjugar pasado y presente y crear unos chiles en nogada saludables en los tiempo actuales? Claro que sí, solo tenemos que utilizar:

  • Lácteos descremados o desgrasados,
  • Frutas de temporada,
  • Los cortes magros (sin grasa) de las carnes para hacer el relleno y
  • No añadir azúcares superfluos

Nutrientes de los chiles en nogada

A pesar de todo esto, es un plato calórico:

  • Porque las frutas nos aportan azúcares por si solas, (sobre todo la granada – tan típica de este plato), pero también vitaminas y minerales
  • Los frutos secos: como la nuez de castilla, almendras y los piñones (ricos en grasas mono y poliinsaturadas, así como omega 3). Las nueces también aportan minerales (calcio, fósforo, magnesio, selenio, potasio, etc.); vitaminas (ácido fólico, precursores de la vitamina A, niacina, etc.).
  • Las verduras, frutas y especias (nutrientes vitamínicos y minerales)
  • Los chiles poblanos y el perejil (aportan vitaminas y minerales) y
  • La carne nos aporta proteína de elevado valor biológico (seleccionando cortes de carne libres de grasa visible, para que el plato resulte menos pesado y sea más fácil de digerir) – pues toda la carne posee grasa invisible entre las fibras musculares
  • La leche nos aporta – al igual que la carne – proteína de alto valor biológico y junto al queso, es un magnifico aporte de calcio, (siempre y cuando sean bajos en grasa saturada), para facilitar la absorción de este mineral en nuestro organismo

Curiosidades de los chiles en nogada

los chiles en nogada más grandes

los chiles en nogada más grandes (Cortesía: pueblanoticias.com.mx)

El plato más grande del mundo de chiles en nogada se preparó en la Plaza de Piedra, (Puebla, México), tenía un peso de 1740 kilos y estaba elaborado con 2000 chiles, 40 kilos de manzana, 40 kilos de durazno, 40 de pera, además de 80 kilos de carne picada.

Ingredientes de los chiles en nogada

  • El ingrediente principal son los chiles poblanos asados, menos picantes que otros, a los que se le quita la piel y pepitas, convirtiéndose en la funda del relleno
  • Se utilizan distintos tipos de carne, sobre todo de res y de cerdo, cocida y sofrita con cebolla, ajo, jitomates, etc.
  • Posteriormente se le añade almendra picada, piñones y frutas picadas (manzana, pera, durazno, etc.), siendo sometido todo ello a un último cocinado de 10 minutos
Chiles en nogada (Cortesía: cocina.linio.com.mx)

Chiles en nogada (Cortesía: cocina.linio.com.mx)

Consejos para preparar la salsa en nogada saludable

Otro ingrediente muy importante en este plato es la salsa en nogada para la que se emplean:

  • Nueces de castilla, canela, leche y queso. Se aconseja escaldar las nueces sin cáscara (poniéndolas en agua hirviendo) para quitarles la piel fina de color marrón – que resultan ásperas al paladar, por su contenido en taninos y polifenoles – las cuales se licuan posteriormente con el resto de los componentes. Esta salsa puede aportarnos un exceso de grasa saturada sin darnos cuenta.
  • Por ello se aconseja utilizar leche desnatada o leche evaporada descremada y un queso bajo en grasa como el ricotta, requesón o quesillo (que contienen poca grasa). De esta forma será más suave al paladar y para nuestra digestión.
  • La salsa se refrigera un poco para que espese antes de servir. No tiene sentido nutricional agregar azúcar a esta salsa porque la canela es ligeramente endulzante, además ya tiene la granada. Si pensamos que 100 gramos de la pulpa roja de granada, contiene el equivalente a más de 3 cucharaditas de café de azúcar (en forma de glucosa, sacarosa y fructosa), veremos inexistente la necesidad de agregar calorías extras – carentes de nutrientes.
  • Si se prepara de la forma anteriormente descrita, podrían comerlo las personas diabéticas, (siempre y cuando se suprima la granada de la salsa).

¿Cómo acompañar los chiles en nogada?

Chiles en nogada (Cortesía: vidalatinasd.com)

Chiles en nogada (Cortesía: vidalatinasd.com)

Hemos visto que, de esta manera, nutricionalmente nos aporta vitaminas, minerales, proteína y grasas saludables. Podríamos acompañarlos con arroz, papas, trigo o pan, para que nos proporcionen energía glucídica (es decir carbohidratos), preferentemente integrales para mejorar la digestión. No tiene sentido nutricional acompañar este plato con huevos de codorniz, porque aumentarían mucho la cantidad de proteína de la receta y lo que se necesita son alimentos que nos aporten la energía suficiente para poder absorber bien todos los nutrientes de este platillo y los más indicados son aquellos ricos en almidones.

Para el adorno, además de granada de temporada, se utilizan nueces enteras y perejil picado consiguiendo la bandera de México. Es un plato muy bonito y hemos visto que simplificando un poco sus ingredientes puede resultar más sencillo de elaborar, a la vez que sano y nutritivo. Hoy te proponemos esta versión de la receta de los chiles en nogada y que la modifiques con los consejos que nuestra blogger Marina Muñoz te trae.

 

Transformemos el “Majadito o Majao” en un plato sano

El “majadito” es un plato que viene preparándose desde la época de la colonia o mucho antes en Bolivia, tiene un carácter muy tradicional y está muy afianzado a la cultura de este andino país y ha sido llamado así por el tratamiento de la carne, la cual se golpea o se maja para ser ablandada.

Qué tipo de carnes se utilizan para el majadito?

Las carnes que se utilizan son la de pato, el charque, res y pollo. Por ser un plato de montaña, las carnes rojas, a excepción de la de pollo, son las protagonistas que le dan mucho sabor y aportan gran energía en combinación con los otros ingredientes. Gracias a Marina de Consejo Nutricional por esta deliciosa versión que nos propone 🙂

Consejo Nutricional

Bolivia

– Marina Muñoz Cervera –

El Majadito es un plato típico de la cultura de boliviana, sobre todo de los Departamentos de El Beni y Santa Cruz.

Vamos a conocer la receta típica del “Majao cruceño”:

Ingredientes:

– 1 libra de lonjas de charque (carne seca).
– 4 huevos.
– 1/4 de chorizos para freír.
– 1 1/2 tazas de arroz.
– 3 plátanos.
– 1 libra de yuca.
– 1 cebolla.
– 1/2 tomate.
– 1 pedazo de pimiento morrón.
– 1 cucharada y media de “palillo” (cúrcuma)
– 1 diente de ajo.
– Sal al gusto.
– Aceite.

Elaboración:

– Remojar el charque el agua tibia durante quince minutos, para quitarle la sal, luego machucar cada lonja, hasta que pueda ser desmenuzada con los dedos y tostar en un poco de aceite. Retirar cuando estén crocantes y reservar.

– Lavar el arroz y en una sartén grande sin…

Ver la entrada original 828 palabras más