Salsa casera de chiles

Uno de los ingredientes más representativos de la comida latina son los chiles, los hay grandes, pequeños, suaves o fuertes; los chiles son un ingrediente que viene deleitando los paladares más exigentes y más codiciados en muchas de las recetas latinoamericanas. Con ellos se preparan infinidades de salsas y recetas famosas tanto en Centro América como en Suramérica, su sabor no puede faltar en la mesa de muchos de los comensales.

Receta de salsa casera de chiles

Hoy en Gustolatino Gastronomía te invitamos a preparar una salsa casera de chiles, chile poblano, chile serrano, chile habanero, chile rocoto, ¡da igual su nombre, lo importante es arriesgarnos y preparar nuestra salsa casera de chiles! Una receta casera con muy pocos ingredientes que puede usarse sola o servir de base para elaborar otros platos latinos de esos que tanto nos gustan y deleitan nuestro paladar.

Ingredientes para la salsa casera de chiles

  • Chiles
  • Sal y azúcar al gusto
  • Vinagre (una cdta)

Preparación para la salsa casera de chiles

 

Salsa casera chiles

Salsa casera chiles

  • Lavar los chiles y cortar la parte superior de los chiles
Salsa casera chiles

Salsa casera chiles

  • Abrir los chiles por la mitad a lo largo
  • Quitar la vena y las semillas de los chiles para suavizar el picor
Salsa casera chiles

Salsa casera chiles

  • Hervir los chiles en una olla durante 15 – 20 min a fuego medio alto
Salsa casera chiles

Pelar los chiles

  • Pelar los chiles
Salsa casera chiles

Salsa casera chiles

  • Triturar los chiles con un procesador de alimentos junto con la sal, el azúcar y el vinagre

Tips para la salsa casera de chiles

  • Utilizar guantes delgados para manipular los chiles
  • En caso de querer un sabor más potente, dejar la vena y las semillas
  • Dejar enfriar los chiles antes de pelarlos, de lo contrario será muy complicado, casi imposible si la piel es demasiado delgada
  • Pelar los chiles desde la punta más delgada, será más fácil que desde la parte gruesa
  • El vinagre aumentará el tiempo de vida de la salsa
  • Esta salsa se puede guardar en la nevera unos 10 a 12 días para disfrutarla en perfectas condiciones
  • También se puede congelar en caso de querer preservarla por más tiempo
  • También se puede guardar solo el chile triturado en el congelador y hacer una buena cantidad y cuando se quiera utilizar: descongelar, añadir la sal, el azúcar y el vinagre
  • Cualquier chile o ají sirve para preparar la salsa; pero unos chiles muy pequeños pueden llegar a ser imposibles de pelar, de sacar las semillas o quitar la vena
  • Jalapeños, ají rocoto, ají amarillo, serrano, cualquier variedad será ideal para preparar esta sencilla receta 🙂

Receta para un delicioso y fácil guacamole

El día de hoy quiero compartir algo muy sencillo de preparar y que tiene muchos seguidores, el guacamole!

Antes de enseñarles cómo hacerlo, quiero contarles que esta salsa ha nacido en México gracias a los Aztecas, a los cuales los mexicanos y latinoamericanos le deben gran

Aguacates en el mercado

cantidad de conocimiento. La receta nació a principios del siglo XVI y literalmente significa “salsa de aguacate” en la lengua Nahuatl (que se hablaba desde el siglo VII). Nació en el centro del país, en las regiones comprendidas por el estado de México, Puebla, Veracruz, Hidalgo, Guerrero, Morelos, Tlaxcala, Oachaca, Michoacán y Durango. El aguacate también recibe el nombre de palta en otras partes de América Latina.

De la receta del guacamole han surgido otras como la guasaca y la mantequilla de pobre, otras salsas a base de aguacate (la primera de Venezuela y la segunda posiblemente de Centro América).

Quiero resaltar que la receta clásica de guacamole mexicano tiene chiles (jalapeños o serranos) y tomate (o tomatillo), pero la que les comparto hoy solo consta de los siguientes ingredientes para hacerla más sencilla:

  • Aguacate maduro
  • Un puñado de cilantro
  • ½ Cebolla redonda blanca
  • Lima

Preparación:

  1. Abre el aguacate por la mitad, saca la pulpa y pásala a un recipiente mediano, según el tamaño del aguacate.
  2. Con un tenedor, presiona el aguacate hasta convertirlo en una pasta homogénea.
  3. Exprime media lima sobre la pasta de aguacate que has triturado previamente.
  4. Corta el cilantro, lo más fino que puedas con un cuchillo y añádelo a la pasta.
  5. Corta la mitad de la cebolla lo más pequeña que puedas (mucho más fácil con un cuchillo grande) y añádela a la pasta.
  6. Guacamole con cilantro fresco

    Añade el tomate y los chiles picados  lo más pequeños que puedas si quieres disfrutar de la tradicional.

Revuelve todo y ¡ya está!, ¿ves que fácil?, hay personas que le añaden ajo también (pero a mi personalmente no me gusta ya que su sabor queda más fuerte y ¡no es el guacamole tradicional!).

Tips: La manera de saber que los aguacates están listos para hacer el guacamole es que al tocarlos deben estar suaves (es decir, blandos aunque no en exceso porque posiblemente se hayan pasado), algunos tipos de aguacate cambian el color de su cáscara de verde a marrón-verdoso. Se puede reemplazar la lima por limón, yo prefiero la lima pero todo es cuestión de gustos y de disponibilidad. En general la lima o el limón se usan para que la pasta de aguacate no se oxide ni se oscurezca.

Hay personas que les gusta poner sal al guacamole, mi madre siempre me ha dicho que es mejor al final porque se llena de líquido pero yo considero que no es necesario poner sal. El guacamole es mejor consumirlo pronto ya que con el paso del tiempo va perdiendo la calidad de su sabor y apetitoso color.

Secretos del aguacate: Es un fruto que contiene gran cantidad de proteínas y grasa vegetal, rico en vitamina E, contiene ácidos grasos y es de fácil digestión. También contiene hierro, magnesio, fósforo, ácido fólico y muchos antioxidantes que combaten gran cantidad de enfermedades como el cáncer.