Sopa de menudo (menudencias)

Sopa de menudo

Sopa de menudo

Nada como el recuerdo de una sopa hecha en casa, donde los olores de comida se mezclan con las memorias más preciadas de días de domingo o tardes en familia al lado de las personas que más nos quieren y ¿quién no puede recordar los cuidados de las madres o de las abuelas a través de sus platos recién preparados?, y ¿qué mejor que una sopa para traer a la memoria un montón de anécdotas y de historias llenas de emoción y de sabor? Pues la sopa de menudo o puchero es una preparación muy tradicional en innumerables lugares de América Latina, pero también en España; aunque esta sopa parece que antiguamente era aceptada solamente por grupos o clases sociales menos favorecidas, pues culturalmente las partes del animal que le dan su sabor característico no eran muy bien percibidas ( lo cual guarda relación con el mute santandereano y un poco de su historia).

Hay que reconocer que la sopa de menudo (debido a sus ingredientes) no produce un olor muy agradable cuando se está cocinando y no es un aliciente para las personas más escrupulosas. Sin embargo, existen muchas versiones de esta sopa que también es conocida con el nombre de mondongo, callos o guatita (según el país). En Colombia, la sopa de menudo ( o de menudencias) es un plato típico colombiano que se encuentra en varias zonas del país y muchas de sus regiones han ido variando algún ingrediente para tener su propia versión de un solo concepto gastronómico.

Tal es así, que existe una versión en la cual se prepara con un caldo de pollo y este mismo se convierte en la base a la cual se le añaden los demás ingredientes, la sopa de menudo es sabrosa y muy apetecida en gran cantidad de hogares colombianos y latinos; hoy compartimos en Gustolatino la receta que me dio Zulay en los Llanos Orientales de Colombia, la cual está hecha con res. Es una sopa muy sencilla de preparar, la cual tiene un auténtico sabor tradicional, ¡buen provecho!.

Ingredientes:

  • 300 gr de callo (librillo) de res (muy pequeño)
  • 250 gr de tripas de res
  • 200 gr de zanahoria
  • 200 gr de arveja (guisantes)
  • 150 gr de habichuela (judía verde)
  • 250 gr de papa
  • Arroz para espesar ( la cantidad se decidirá según lo espesa que se quiera la sopa)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla finamente picada
  • Cebolla y cilantro para decorar a la hora de servir (al gusto)
  • Sal (al gusto)

Preparación:

  • Lavar el callo y las tripas de res desinfectándolo con agua con sal
  • Cocinar en olla a presión el menudo de 10 a 20 minutos (dependiendo de que tan vieja esté la res)
  • Picar el callo o menudo en trozos muy pequeños
  • Añadir el arroz a la olla
  • Añadir el resto de ingredientes en trozos pequeños a la olla
  • Agregar sal al gusto
  • Servir con un poco de cebolla y cilantro

Tips: 

  • Generalmente esta sopa tiene una consistencia espesa (tal como se ve en la foto)
  • Si esta sopa se hace con leche, el sabor es insuperable
  • Se puede agregar bicarbonato al callo (o librillo) para limpiarlo también

En los Llanos Orientales de Colombia esta sopa se sirve como primer plato acompañando a otros platos de carne de res o chigüiro (capibara) o pescado y plátano hervido o frito.

¿Alguien tiene variaciones que quisiera compartir con el blog? estaremos encantados de probar los secretos de otros hogares 😉

Receta de albóndigas de chigüiro (con vídeo)

Una de las carnes más consumidas en los Llanos Colombianos y en varias partes de Suramérica es la carne de chigüiro, (conocido también como chigüire, capibara o carpincho – según el país donde nos encontremos). Su consumo forma parte del día a día de muchos habitantes y en el caso de los Llanos colombianos, una de las preparaciones más comunes son las albóndigas.  Los invito a que las preparen pues su carne aporta muchos nutrientes y es otra opción más para los amantes de la carne 🙂

Ingredientes para preparar las albóndigas:

  • Carne de chigüiro cruda y fresca (molida)
  • Ajo, tomillo, laurel y cilantrón
  • Un poco de aceite
  • Huevo crudo para que quede suave la carne
  • Sal al gusto

Preparación:

  • Mezclar todos los ingredientes y hacer bolitas de carne del tamaño deseado
  • Preparar una sartén con aceite no muy caliente, si se desean fritas
  • Si se prefieren cocidas, preparar un guiso con cebolla, tomate, pimiento, al gusto de cada cual

Tips:

  • Se aconsejan 3 huevos para 1kg de carne
  • Si se fríen las albóndigas, lo ideal es que el aceite no esté demasiado caliente, de lo contrario se quemarían por fuera y por dentro podrían quedar un poco crudas
  • Si se prefieren cocidas con un guiso, éste tampoco debe estar muy caliente
  • Para congelar, adobar bien la carne y mantener en el congelador hasta el día de la preparación

Bueno pues ya ven que es muy sencillo ¿Qué opinan de las albóndigas?, ¿Aguien ha probado este tipo de carne? los invito a que compartan opiniones acerca de su sabor y textura…Hasta la próxima.

Receta de los tungos (envueltos de arroz de los Llanos Orientales)

Para complementar el artículo de “La comida en los Llanos Orientales de Colombia (parte2)” hoy comparto con todos la receta de los tungos, cortesía de Zulay Pérez.

Imagen de tungos, comida llanera.

Receta para preparar los Tungos de arroz:

  • Arroz cocido (mejor que sea redondo)
  • Hoja de plátano bijao (soasada y limpia)
  • Pichero
  • Queso campesino
  • Azúcar al gusto

Preparación de los tungos de arroz:

Cocinar el arroz hasta que esté bien suave y se pueda hacer una masa con éste (reservar).

Mezclar todos los ingredientes en un cazo o recipiente hasta obtener una masa suave.

Disponer la masa de los tungos en pedazos de hojas de plátano (recomiendo ver el vídeo de las hallacas) para darse una idea de como armar los tungos con las hojas de plátano en cruz.

Cocer a baño María durante  30 min. y ya está.

¿Ven que fácil? ¿alguien los ha probado? a mi me gustan mucho porque su sabor es suave y son ideales como guarnición.

Tips para preparar los tungos de arroz:

  • La medida de los ingredientes va en relación con la cantidad de tungos que se deseen preparar, el sabor de la mezcla debe tener un toque agrio y dulzón (al gusto de cada cual).
  • Zulay me ha explicado que el pichero es una especie de leche agria muy utilizada en las recetas de los Llanos de Colombia. Para ser más específicos, el pichero es leche que han dejado de un día para otro fuera de la nevera y debido a esto, la leche coge este sabor agrio (es un proceso parecido a la fermentación del yogur). Hay que recordar que la temperatura en los Llanos orientales de Colombia es alta y el calor acelera la descomposición de la leche.
  • Como ya he explicado en la receta de hallacas, soasar es el término que se utiliza para pasar por unos segundos las hojas de plátano un poco sobre el fuego y que éstas no se rompan cuando se vayan a armar los tungos. Las hojas que se compran en algunos mercados ya se les ha realizado este procedimiento. En todo caso se aconseja limpiarlas previamente.
  • El queso campesino es una especie de queso fresco muy popular en Colombia, su textura es suave al igual que su sabor.
  • Gracias a un amigo de Gustolatino Gastronomía, tenemos este delicioso tip que publicamos en su nombre: “Cuando cocinen el arroz le agregan unas astillas de canela (después las retiran y a gusto del que quiera), si les ponen bocadillo (dulce de guayaba), en el medio de la masa de arroz, queda delicioso, a los niños les encantan”.

La comida en los Llanos Orientales de Colombia (parte 2)

Los tungos son una de las recetas más comunes en los Llanos Orientales de Colombia. Son envueltos de arroz que a primera vista podrían hacerse pasar por los clásicos envueltos de maíz que se consumen en gran parte de Colombia. Son ideales para acompañar las comidas y ya que en los Llanos Orientales se consume carne a la mañana, al medio día y a la noche, ellos guardan un lugar muy especial en las cocinas de la zona. Se acompañan también con pescado, pues existen numerosos ríos que bañan la región y que ofrecen a los habitantes otras posibilidades a sus paladares además de los típicos animalitos (como la res o el chigüire) de cuatro patas.

Cultivo de Arroz

Cultivo de Arroz, cortesía de www.lanacion.com.co

Hay que recordar que en los Llanos Orientales de Colombia existen gran cantidad de cultivos de arroz que ofrecen ingresos económicos a la zona y que por supuesto, cuando se tiene mucho de una cosa, ¡lo más lógico es aprovecharla! El arroz en Colombia es un cereal muy consumido, que forma parte de muchos de los platos típicos del país y en los Llanos es tan apreciado que hasta existe un festival del mismo. En éste, gran cantidad de marcas debutan por obtener un premio y reconocimiento a través de recetas preparadas con él y muchos de los lugareños aprovechan para degustar y compartir estas delicias.

Para terminar solo me queda compartir con todos la receta de los tungos para los que tengan la oportunidad de prepararla, que los disfruten 😉

Receta de hallacas (tamales) de los Llanos Orientales de Colombia (con vídeo)

La comida en los Llanos Orientales de Colombia nos ofrece una infinidad de delicias que vale la pena recordar, degustar y preparar; por todo esto y por lo que representa para el territorio colombiano, hoy quiero compartir con todos la receta de uno de los platos más populares que se preparan en esta región, las hallacas, espero que puedan prepararla y desde aquí quiero dar gracias a Zulay por compartir su saber gastronómico. La receta la pueden encontrar escrita debajo del vídeo.

Que la disfruten 😉

Ingredientes para preparar las hallacas:

  • Carne de cerdo
  • Gallina criolla
  • Arvejas (guisantes)
  • Zanahoria cortada en pedacitos
  • Harina de maíz (la que se utiliza para preparar las arepas)
  • Arroz
  • Aliños (cilantrón, cebolla, ajo, tomillo, laurel, orégano)
  • Aceite al gusto
  • Agua
  • Hojas de plátano soasadas y limpias para envolver las hallacas

Preparación:

Adobar las carnes con los aliños uno o dos días antes de preparar las hallacas (la carne debe estar picada en trozos pequeños).

Cocinar las carnes en una olla (las carnes deben tener jugo suficiente para mezclarlo con la masa de maíz que necesitará hidratarse).

Hervir la zanahoria y los guisantes en agua hasta que estén cocidos.

Cocinar el arroz hasta que quede bien hecho, se aconseja arroz redondo (reservar).

Mezclar la carne adobada, el arroz cocido las verduras y la masa de maíz con los demás ingredientes en un recipiente grande hasta que quede todo bien ligado. La textura debe ser suave y un poco húmeda (como se muestra en el vídeo).

Para montar las hallacas:

Utilizar dos hojas de plátano (una sobre otra en sentidos diferentes, ya que las hojas tienen una especia de hebras que van en una dirección, como lo muestra el vídeo).

Poner una pequeña cantidad de masa en el centro de las hojas, dejando espacio suficiente para poder doblar las hojas sin que se salga el relleno.

Doblar las hojas con el relleno hasta que quede cerrada la hallaca (en el vídeo se puede ver claramente).

Poner a cocinar las hallacas a baño de María durante 1 hora a fuego medio (como se muestra en el vídeo).

Servir las hallacas dentro de la hoja de plátano en el plato y ya puedes disfrutar de esta delicia de los Llanos Orientales de Colombia 🙂

Tips:
Soasar es el término que se utiliza para pasar por unos segundos las hojas de plátano un poco sobre el fuego y que estas no se rompan cuando se vayan a armar las hallacas. Las hojas que se compran en algunos mercados ya se les ha realizado este procedimiento. En todo caso se aconseja limpiarlas previamente.

Las proporciones de los ingredientes van de acuerdo a la cantidad de hallacas a mí me gusta ponerle carne suficiente para que se note dentro de la receta (mas o menos la tercera parte) y el resto para los demás ingredientes.

¿Qué opinan, tienen consejos para aportar a la receta?

Comida en los Llanos Orientales de Colombia (Parte 1)

Como ya he contado en artículos anteriores, Gustolatino ha estado de viaje por Colombia y una de las zonas que ha visitado, ha sido la zona de los Llanos Orientales. Salimos muy temprano de Bogotá, para tomar un viaje en avión que duraría solo 50 minutos, llegamos Departamento de Casanarea una ciudad que se llama Yopal; allí nos esperaba Ovidio en su todo terreno, era la persona encargada de llevarnos a la reserva natural Juan Solito donde Gustolatino se hospedaría durante 5 días.

Nos subimos al vehículo sabiendo que nos esperaba un viaje de cuatro horas y media por carretera y por camino de trocha (lo cual puede resultar poco alentador) pero las expectativas eran tan enormes que lo olvidamos a medida que íbamos viajando. Pasamos por la ciudad, una urbe bastante organizada, con unas vías impecables y que facilitaban la circulación, aunque lo más emocionante estaba aún por venir.

Vimos en el camino cultivos de arroz, que es una de las principales industrias de la región, al igual que los pozos de petróleo; ya sé que esto no tiene nada que ver con comida, pero vale la pena mencionarlo pues genera grandes ingresos para la zona y el país, aunque el equilibrio con el medio ambiente pueda verse perjudicado en ciertos lugares…

Al entrar en la carretera de trocha (o destapada como le decimos en Colombia) empezamos a ver la vegetación más en detalle, viendo gran cantidad de árboles (muchos de ellos repletos de comején), algunas palmas africanas (de las que se saca aceite), o el águila pescadora  (un tipo de ave rapaz que se alimenta de peces), pero una de lasLlanero especies que más nos asombró ver fue el ave corocora, con unos colores tan brillantes y llamativos que parecía increíble observarla.  Por supuesto vimos caballos, con sus jinetes descalzos por todas partes (ya que por el contrario de las leyendas del oeste prefieren tener sus pies al aire libre) y ganado, mucho ganado, ¡vacas por todos lados! (otras de las mayores industrias y que genera ingresos también en la región).

Finalmente, llegamos a nuestro destino, un lugar maravilloso lleno de vegetación, llamado Juan Solito, con muchos animales en su hábitat y con una temperatura bastante alta pero perfecta cuando se va de vacaciones. Juan Solito es un eco-resort gestionado por Nelson BarraganNelson Barragán, el cual queda dentro de la reserva Hato la Aurora, que pertenece a la familia de Nelson (allí sus hermanos siguen trabajando como llaneros cuidando el ganado).

Dejamos todo nuestro equipaje en la habitación que nos habían asignado para posteriormente ir a comer. Es entonces cuando nos encontramos una mesa grande, repleta de comida y un menú súper completo; allí nos recibía Zulay Pérez, la jefe de cocina de Juan Solito. Ella junto a otras 3 personas, eran las encargadas de dar de comer a los visitantes y gracias a ella, es que Gustolatino tuvo el placer de poder disfrutar de los platos más típicos de la región.

¡Es verdad, por fin hablo de comida! pero si no les cuento todo esto, ¿cómo entender lo que se come en los Llanos de Colombia? por eso es importante entender el estilo de vida, los recursos y las costumbres de un lugar, para comprender lo que llega a sus platos día a día.

Zulay nos contó que la carne asada, los envueltos, las hallacas, la rellena y las arepuelas son bastante populares en esta zona. Y por supuesto, Gustolatino compartirá más adelante la receta de cada una de ellas y así poder traerles un pedacito de la comida colombiana a la mesa de todos ustedes 😉 ¡no se pierdan de estos platos tan deliciosos y tradicionales!