Receta de pan de pascua

Llegaron las fiestas y por supuesto fiestas que se respeten en familia o con los amigos no se pueden celebrar sin un postre que haga los días más dulces. En América latina son muchos los postres típicos que acompañan nuestras cenas navideñas y de año nuevo, hoy en Gustolatino Gastronomía seguimos celebrando unas fiestas muy latinas y traemos la receta de pan de pascua.

Se puede decir que el pan de pascua es la versión latinoamericana de panettone, una versión deliciosa en donde la influencia de sabores europeos y africanos se hacen presentes. Muy consumida en Chile, Perú, Ecuador; en otros países como Venezuela, Argentina, Colombia, México, se consumen diferentes versiones pero siempre guardando parecido con la italiana. Les invitamos a preparar esta deliciosa receta de pan de pascua chileno para mantener la tradición de las fiestas y los sabores latinos que siempre nos han acompañado.

Ingredientes para el pan de pascua navideño

  • 500 g de harina de trigo
  • Levadura seca
  • 250 g de azúcar/ azúcar morena o panela triturada
  • 250 g de mantequilla o margarina
  • 5 huevos
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 Cdta canela en polvo
  • 1/2 Cdta clavo de olor
  • 1/2 Cdta nuez moscada
  • 1/2 Cdta de cardamomo
  • 100 g de almendras
  • 100 g de nueces
  • 200 g uvas pasas
  • 200 g fruta confitada/ ciruelas o cerezas
  • 1 vaina de vainilla
  • 1/2 Cdta anis
  • 1 a 2 Cdas de ron o algún licor para postre
  • Harina de trigo extra para enharinar la fruta junto con los frutos secos
  • Vinagre (opcional)
  • 1 Tacita de café (opcional)

Preparación para el pan de pascua navideño

  • La noche anterior poner en remojo las frutas con el licor y las semillas de la vaina de vainilla
  • Cernir o tamizar la harina de trigo
  • Agregar las especias trituradas a la harina de trigo y la levadura seca
  • Mezclar (cremar) la mantequilla y el azúcar
  • Incorporar uno a uno los huevos a la mezcla anterior y batir
  • Agregar la ralladura de limón
  • Escurrir la fruta
  • Unir la fruta con los frutos secos y enharinar (para que la fruta especialmente no se baje dentro de la masa en el momento de hornear)
  • Poner poco a poco la harina a la mezcla de la mantequilla con el azúcar y el huevo
  • Agregar la fruta y los frutos secos enharinados a la mezcla de la harina con movimientos envolventes para que la mezcla no baje con una espátula
  • Agregar un poco de vinagre
  • Agregar un poco de licor de donde se remojaron las frutas
  • Agregar el café (opcional)
  • Precalentar el horno a 200º c – 250º c
  • Poner la masa en el molde para hornear
  • Hornear el pan de pascua a 170º c durante 50 min – 1 hora (con calor abajo)
  • Cuando el pan de pascua de olor, poner el horno arriba y abajo para que dore un poco

Tips para preparar el pan de pascua navideño

  • Generalmente el pan de pascua se pone en moldes de papel que venden en sitios especializados y las medidas suelen ser estándar
  • Si no se tiene molde de pan de pascua, habrá que untar el que tengamos con mantequilla y harina para que la masa no se pegue
  • Se agrega el café para que de un poco de color a la mezcla, pero si se usa azúcar moreno o panela no es necesario
  • El vinagre es para que el pastel se conserve por más tiempo
  • Los licores con más alcohol pueden deshacer un poco la fruta
  • En caso de no querer utilizar alcohol en la receta para sumergir la fruta cristalizada, se puede dejar la fruta en agua la noche anterior
  • Si la receta se pone en moldes pequeños (tipo muffin) el tiempo de preparación puede disminuir hasta 10 min (tiempo de cocción 40 min)
  • Cada horno es un mundo, así que antes hay que conocer la potencia del horno para saber si los tiempos de cocción varían
  • Los tiempos de cocción en esta receta son orientativos
  • El olfato es indispensable para saber si la receta está casi lista
  • Se puede utilizar una brocheta de metal, de madera o un cuchillo para asegurarnos de que la masa está totalmente cocida; pero en ocasiones la masa puede bajar por el cambio busco de temperatura
  • Al apagar el horno se aconseja dejar el pastel dentro y que enfríe lentamente
  • Dejar reposar la receta es ideal para que los sabores se intensifiquen
  • Se puede bañar el pan de pascua con el licor de las frutas después de sacarlo del horno para que el sabor sea más intenso (con una cuchara o una jeringa), se aconseja que esté tibio
  • Si se quiere preparar más cantidad, se deben doblar las medidas de los ingredientes

Receta de charquicán de cochayuyo

El charquicán de cochayuyo es una receta chilena muy tradicional, muy saludable y que puede ser consumida por vegetarianos y veganos, es un plato muy sencillo, ideal para los meses de más frío por sus características. El charquicán de cochayuyo aporta gran cantidad de minerales por los alimentos que lo componen, entre ellos el cochayuyo. Hemos elegido esta receta como nuestro acompañante del lechón por lo tradicional, porque puede ser consumido por todos y porque es un plato sano y ligero para navidad que no aporta muchas calorías. El charquicán será una opción saludable que siempre caerá bien y es una receta que puede ser preparada el mismo día, lo único a tener en cuenta será hidratar la noche anterior el maíz ¡No te lo pierdas!

Ingredientes para el charquicán de cochayuyo (para 6 personas)

  • 5 Papas medianas
  • 3 Cucharadas de maíz mote (opcional), se puede sustituir por maíz fresco desgranado
  • 1/2 Taza de cochayuyo deshidratado que posteriormente se hidratará
  • 100 g de espinacas (opcional)
  • 1/2 Pimentón
  • 1 Rama de cebolla larga
  • 1 Diente de ajo
  • 1/2 calabacín (zapallo italiano)
  • 200 g de calabaza (zapallo)
  • 200 g de arvejas/ guisantes
  • 1 Zanahoria rallada
  • Aceite o margarina
  • Cilantro fresco
  • Vino (opcional)
  • Merquén al gusto (que se puede sustituir por lo siguiente si no lo encontramos)
  • 1 Cdta pimienta roja en grano
  • 1 Cdta semillas de cilantro
  • 1 Cdta comino en grano
  • 1 Cdta hojuelas de chile deshidratado
  • 1 Cdta pimienta de cayena en polvo
  • Sal ahumada al gusto

Preparación para el maíz mote

  • La noche anterior poner en remojo el maíz mote
  • Tirar el agua del remojo al día siguiente
  • Hervir el maíz mote por 30 a 40 minutos a fuego medio
  • Escurrir el maíz y reservar

Preparación para el cochayuyo

  • Hidratar el cochayuyo durante 30 a 40 minutos
  • Escurrir el cochayuyo
  • Poner el cochayuyo en un plato o bandeja para horno
  • Hornear el cochayuyo a 200º C durante 15 minutos o hasta que dore
  • Triturar el cochayuyo en el mortero y reservar

Preparación para el merquén casero

  • Triturar en un mortero, el cilantro en grano, la pimienta roja, el comino, la sal ahumada y las hojuelas de chile deshidratado
  • Agregar por último un poco de pimienta de cayena en polvo hasta conseguir el sabor y potencia deseado

Preparación para el charquicán de cochayuyo

  • Lavar las verduras y pelarlas
  • Cortar las papas, el calabacín, la calabaza en cubitos
  • Poner en una olla con agua con sal a temperatura media alta las verduras cortadas y las arvejas y hervir durante 10 minutos
  • Escurrir las verduras y reservar un poco de su caldo
  • Picar el ajo, la cebolla larga y el pimentón
  • En una sartén con aceite o margarina sofreír el ajo, la cebolla larga y el pimentón
  • Disponer en una olla grande el caldo de las verduras junto con las verduras, el maíz mote, las espinacas, la zanahoria, el cochayuyo y el sofrito; triturar un poco la mezcla con un prensapuré
  • Añadir el vino en este momento y el merquén
  • Mezclar todos los ingredientes durante unos dos minutos o hasta que evapore el alcohol en caso de haber añadido vino
  • Agregar un poco de hojas de cilantro fresco y remover
  • Tapar y cocinar por otros 2 minutos o hasta que evapore un poco de líquido

Tips para preparar el charquicán con cochayuyo

  • Se aconseja agregar dos tipos de patatas para que una le de un poco de textura al plato y la otra cremosidad si se deshace
  • Las verduras se pueden hervir, cocer al vapor o al horno
  • La textura del cochayuyo será muy suave si se siguen las indicaciones, si su tamaño es grande, se sentirá una textura “chicluda” o un poco gelatinosa
  • El cochayuyo que no se utilice en la receta se puede utilizar para otras preparaciones como ceviches o guisos
  • Se puede añadir más cilantro al final de la receta a la hora de servir o unas ramitas para decorar el plato
  • Para preparar el merquén casero se puede utilizar sal o chile ahumado

Entre “terremotos y réplicas”

(Escrito por Sebastián Baeza – COOKINGNOW)

Pipeño chileno

Pipeño chileno

Sin duda alguna durante el mes de abril, Chile ha sido el epicentro de movimientos telúricos a nivel mundial, siendo reconocido como uno de los países más sísmicos del mundo, ya casi acostumbrados a que se nos mueva el piso constantemente y viviendo con las maletas listas para salir corriendo, el chileno siempre se toma con humor lo que la naturaleza le depara y con esa fuerza que caracteriza a este pueblo, sabe salir adelante de todas las catástrofes. Quizás con ese humor que aflora en los peores momentos, que nos hace enfrentar la vida de manera positiva o por la picardía envidiable de la gente de nuestro campo, nace uno de nuestros tragos emblemas y quizás por estos días el número 1, el “terremoto”.

Podríamos decir que hoy por hoy no existe ningún chileno que no haya sentido un “terremoto” en su cuerpo, en realidad podría pensarse que somos unos borrachos, lo que no es cierto, ya que solo somos alegres 🙂 El “terremoto” es un trago que está directamente ligado con la historia de las cantinas en Chile, siendo uno de los elíxires más representativos de estas, hace algunos años solo se encontraba en cantinas emblemáticas como La Piojera, el Hoyo, Los Canallas, el Pipeño o alguna que otra cantina de barrio. Muchas son las versiones de este trago; pero quizás la más cercana a la realidad es la mezcla de pipeño y helado de piña, luego vienen las versiones que le agregan fernet, granadina, curaçao o licor de menta.

Picada chilena

El pipeño, mirado por muchos como un vino de quinta categoría, aunque ha sido preparado con uvas nobles, a diferencia de otros que poseen el nombre de las cepas respectivas.  Se caracteriza por un corto periodo de fermentación y proceso artesanal de producción, lo que le otorga un color marrón intenso llegando a amarillo, pero nunca transparente. El pipeño original es elaborado a partir de la uva moscatel, que crece desde la VI región de chile, su nombre se origina debido a su proceso de fermentación y almacenaje, donde es reservado en las famosas “pipas”  (toneles de roble chileno). Este vino es muy floral en nariz, con tonos de lavanda, miel, mosto, cítricos, untuoso y pequeños tonos minerales, llegando a tener algún parecido con el “late harvest”.

Restaurante El Pipeño

Restaurante El Pipeño

Bajo cualquier circunstancia, debemos decir que el “terremoto” es un trago al que hay que respetar, ya que su dulzor y su suavidad en boca, no son nada más que una sutil máscara para lo que sería una gran borrachera… esa sensación de una bebida suave y refrescante, se agudiza a medida que el vaso va bajando y se comienzan a sentir los primeros movimientos que le hacen fama a su nombre. Generalmente es servido en vasos de aproximadamente medio litro, una medida que para cualquiera podría ser letal, pero en algunos casos, hay guerreros que son difíciles de parar y para aquellos personajes, las cantinas crearon “la réplica”, una dosis más pequeña que tira abajo todo lo que dejo en pie “el terremoto”.

Ceviche de mejillones

(Escrito por Sebastián Baeza – COOKINGNOW)

Recolección de moluscos (Cortesía: ipacuicultura.com)

Recolección de moluscos (Cortesía: ipacuicultura.com)

Chile es uno de los países más reconocidos por la calidad de los mejillones en el mundo. Su método de cultivo es bastante limpio, teniendo en cuenta que viene de las aguas del Pacífico. Los mejillones en general son muy saludables y de bajo contenido en grasa, lo que demuestra que las dietas de países costeros de América Latina llevan una alimentación muy beneficiosa para la salud y donde ingredientes como los mejillones aportan muchos nutrientes. Los choritos (como les llamamos en Chile), aportan al organismo ácidos omega 3, fósforo, potasio, zinc, vitamina B12 y mucho más. Este ingrediente ha sido parte de la dieta de los aborígenes de la zona durante mucho tiempo y está bastante arraigado a la cultura gastronómica chilena.

Ceviche de mejillones (por el chef Sebastián Baeza "Cookingnow")

Ceviche de mejillones (por el chef Sebastián Baeza “Cookingnow”)

Y teniendo en cuenta que el ceviche es una de las recetas más representativas en América Latina y que es compartida por muchos países latinos, vale la pena conocer una de las opciones más preparadas en el territorio chileno. El ceviche es una preparación sencilla, deliciosa, muy sana y muy refrescante; cuya elaboración es bastante cómoda. Lo único que necesitamos es pescado o mariscos muy frescos y de calidad. El ceviche es tan versátil que se adapta al gusto de muchos comensales, pues se puede cambiar de pescado y así obtener la receta que más nos guste. Hoy los invito a que preparemos un delicioso ceviche de mejillones que es ideal para los días de verano como entrada o como acompañante, espero que lo disfruten.

¿Cómo limpio los mejillones para preparar el ceviche?

La limpieza de los mejillones es algo sencillo pero requiere un poco de paciencia, a continuación les doy unas instrucciones de lo que se debe hacer para limpiarlos:

  • Retirar el biso de los mejillones ( una especie de pelitos que vienen en medio de sus dos valvas) con mucho cuidado, para esto podemos hacer uso de un cuchillo. Al agarrar el cuchillo por la punta y tomar el otro extremo del mejillón nos ayudará a tirar del biso sin que se despedace la carne del mismo
  • Retirar residuos que estén adheridos a la superficie de la concha en la parte exterior (podemos hacer uso de un estropajo metálico de fregar, sin jabón), pero en general el cuchillo es muy útil
  • Posteriormente se pueden poner debajo del grifo del agua para que termine de caer la suciedad que puedan tener
  • Una vez escurridos se pueden preparar como se deseen, en este caso, estarán listos para comenzar con la preparación del ceviche

¿Cómo saber si los mejillones están frescos?

Los mejillones, a menos de que sean congelados, se compran vivos y podremos identificar que están frescos, si al pegarle con el mango del cuchillo reaccionan cerrándose.

¿Cómo mantener frescos los mejillones?

En general los mejillones es mejor consumirlos el mismo día que los compramos, pero si tenemos que guardarlos se recomienda cubrirlos con un paño previamente humedecido con agua con sal para que mantengan su frescura (por un par de días).

Ingredientes para el ceviche de mejillones

  • Mejillones frescos y limpios, 1 kilo
  • Cebolla morada, 4 unidades
  • Vino blanco, 500 ml
  • Ajo, 3 dientes
  • Tomate, 2 unidades
  • Aguacate (que esté firme), 2 unidades
  • Jegibre fresco, 50 gr
  • Pimienta negra (una pizca)
  • Sal de mar (una pizca)
  • Aceite de oliva, 1 cucharada
  • Cilantro, un ramillete

Preparación del ceviche de mejillones

  • Cortar dos cebollas en pluma y los dientes de ajo
  • Calentar en una olla la cebolla, el ajo y sofreír
  • Agregar los mejillones (previamente lavados) y el vino blanco
  • Dejar los mejillones en el fuego hasta que se abran
  • Retirar los mejillones y dejar enfriar
  • Separar los mejillones de la concha
  • Sacar la cebolla del caldo para agregar una cucharada del jugo de los limones, sal y pimienta al gusto (reservar este jugo para más adelante)
  • En un bol, colocar el aguacate picado en pequeños cubos junto con el tomate (solo la carne sin la semilla), el resto de la cebolla en pluma, el cilantro finamente picado y el jengibre rallado
  • Agregar los mejillones, el aceite de oliva, el jugo previamente reservado (y si fuera necesario rectificar con jugo de limón)
  • Para presentar: limpiar las conchas y montar el ceviche en bocados frescos decorados con sal de mar de base en un plato, (como se muestra en la fotografía)

Tips gastronómicos para preparar el ceviche de mejillones

  • La acción del limón es la de cocinar el pescado debido a su acidez, no se aconseja dejar los mejillones durante mucho tiempo porque quedarían “pasados” (siendo el ceviche demasiado ácido para comer, por lo que no sería agradable al paladar y además es muy malo para los dientes :))
  • Los mejillones que no se hayan abierto durante la cocción deben ser desechados, pues no se aconseja comerlos
  • Tampoco se aconseja comer los que tengan la concha rota, ya que es un indicio de que han perdido su frescura
  • Se sabrá que el ceviche está listo porque los mejillones cambian un poco de color
  • Se aconseja utilizar un bol o recipiente de cristal para mantener los sabores originales de los mejillones
  • Para que permanezca fresco, el bol del ceviche se puede poner sobre otro recipiente que contenga hielo
  • También se puede salpicar un poco de quinoa cocinada para que le de un toque má colorido y sea más nutritivo (además, aportará una textura más a la receta)
  • Como dato curioso: el biso del mejillón ha sido utilizado durante mucho tiempo por los pescadores para detener hemorragias causadas por algunas herramientas de pesca (posiblemente colocándolo sobre la herida para detener sangrados)
  • También te aconsejamos que visites nuestra receta casera tradicional de ceviche peruano, así puedes darte una mayor idea de la preparación del ceviche en general 😉

Sabores latinos en navidad

La navidad en América Latina es todo un acontecimiento de sabores y tradiciones, muchos países celebran sus fiestas manteniendo herencias culinarias traídas de España o Portugal principalmente. La navidad es la celebración más familiar que existe en Latinoamérica y al igual que el año nuevo, las reuniones en casas de los familiares y amigos están rodeadas de sabores locales. La comida latina en las fiestas navideñas y de fin de año congrega gran cantidad de platos autóctonos que en muchas ocasiones se comparten con países vecinos.

Hoy, a vísperas de la navidad, te invito a que hagamos un viaje por las cocinas de estos países y vayamos preparando nuestros sentidos con las imágenes de los platos que encontramos en Latinoamérica por estos días. Recetas navideñas saladas y dulces que vienen acompañadas de bebidas para refrescar los días de verano en el hemisferio sur y en el Caribe o bebidas calientes para los lugares montañosos de los Andes, paraísos en donde la Nochebuena, aún con el frío de afuera lleva el calor a los hogares en estas fiestas tan entrañables.

Pavo navideño

El pavo es uno de los platos más tradicionales en Latinoamérica, millones de hogares preparan sus propias versiones de este ingrediente en el que muchos países tienen sus propias recetas locales para el relleno o para el adobo de esta ave. En México, es muy conocido como guajalote y viene acompañando las mesas mexicanas durante más de mil años, en este país es bastante común encontrarlo acompañado durante estas fiestas con salsas tan tradicionales como el mole (en muchas de sus versiones) o con salsas de chiles, todo un deleite para los paladares más tradicionales, pero también para los más exigentes. El chompipe (como se conoce en el Salvador) se consume en toda América Latina durante estas fiestas y dentro de las opciones para prepararlo siempre es un acierto al horno o adobado, etc. De cualquier manera, aves como el pollo y la gallina también están presentes en las fiestas navideñas por simple tradición o por economía.

Lechón navideño

El lechón es otro de los principales protagonistas y no puede faltar en la mesa de países centroamericanos y de América del sur. Sea entero o por piezas (como la pierna), esta es otra de las recetas más populares, también conocido como cerdo, chancho, cochino o marrano, su carne es muy apreciada para estas fiestas y muchas familias se reúnen durante el día de navidad o días previos para preparar este ingrediente y mezclarlo con los sabores locales en Nochebuena.

Tamales para navidad

En muchos países de Latinoamérica no existe navidad sin tamal, cada país tiene su propia versión, se consume en México, en Guatemala, en Nicaragua (con los nica-tamales), en el Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú y en Venezuela se le conocen como hallacas. Aquí confirmamos que el maíz es uno de los ingredientes más queridos y con el cual se preparan infinidad de recetas.

Arroces navideños

El festival de los sabores en estas fiestas navideñas se hace presente en países caribeños como Cuba con recetas como el arroz congrí y otras versiones como el moro de guandule en República Dominicana, el arroz dulce en Puerto Rico, el arroz a la Tica en Costa Rica o el arroz con guandú en Panamá (confirman que la herencia española y portuguesa se mantiene viva aún hoy en día en las cocinas latinas). En Ecuador también es visible esta influencia cuando a la mesa se sirve el arroz relleno ecuatoriano y las zonas de la costa colombiana, el arroz con coco es uno de los acompañantes que no pueden faltar.

Sopas navideñas

Sopas como el ajiaco, el sancocho o la picana navideña boliviana siguen siendo opciones muy tradicionales en muchos lugares para dar calor al cuerpo o para los amantes de los pucheros que nos heredaron nuestros conquistadores.

Opciones dulces para navidad

Dentro de las opciones dulces, la clara influencia portuguesa sigue presente en las mesas de los brasileros con las rabanadas, los filhos, los sonhos, mientras en Colombia y Ecuador, la natilla y los buñuelos siguen siendo símbolos tradicionales de la navidad y las fiestas de fin de año.

Pan de Pascua

Un clásico de clásico en países como Chile, no puede faltar en navidad el pan de pascua mientras se recibe el viejo pascuero con regalos para los más pequeños.

Si quieres saber un poco más sobre las tradiciones navideñas, visita nuestro artículo de Holaciudad.com y saborea más de la navidad latina con nosotros.

Felices fiestas y que el 2014 te traiga mucha salud, felicidad, amor y platos deliciosos ;).

El J. Cruz

(Escrito por Sebastián Baeza – COOKINGNOW)

J. Cruz Valparaíso

J. Cruz Valparaíso

Al final de un pasillo rodeado de colores y grafitis se esconde uno de los iconos del gran puerto de Valparaíso, el “ J. Cruz”, el dicho dice: “el que no va al J. Cruz no conoce Valparaíso”; emblema de la bohemia nocturna y la gastronomía del puerto, el “J” abrió sus puertas hace casi 30 años. Más que ser un referente de la gastronomía nacional es un referente gracias a su platillo emblema la “chorrillana” una mezcla de varios ingredientes y del cual hay hoy en día muchas versiones, su origen podría ser discutido durante horas, de cualquier manera debemos decir que visitar este lugar es como un viaje en el tiempo, el cual nos refleja la historia de Valparaíso.

Su decoración es sin duda uno de los grandes atractivos del lugar, donde puedes pasar horas observando cada una de las historias que encierran sus murallas, cada uno de los clientes que va visitando este sitio va dejando parte de sus memorias, de sus paredes cuelgan poemas de amor, crónicas de vidas, tarjetas de presentación, dinero de distintas partes del mundo, fotografías y cualquier tipo de recuerdo que quiera dejar el visitante. En algunos casos llama la atención ver como la gente regresa solo a escribir nuevamente su aventura y cuelga una nueva fotografía en el mismo lugar, los espacios son compartidos por una gran colección de objetos antiguos, de aquellos que decoraban las antiguas casas de Valparaíso, lo que le va dando al restaurant una característica casi de museo, en él puedes ver todo tipo de personajes de la bohemia porteña y por sus pasillos disfrutar de la música en vivo de distintos músicos que van llegando a medida que transcurren las horas.

J. Cruz

J. Cruz

La gastronomía del “J Cruz” se caracteriza por una cocina criolla y platos típicos chilenos, donde el más popular es la “chorrillana”, que según cuentan los propietarios fue inventado por ellos para ofrecer al cliente de entonces (mayoritariamente jóvenes estudiantes con poco dinero), un platillo contundente que se pudiera compartir y que les diera la energía suficiente para poder sobrevivir a una larga noche de bohemia. Se dice que ellos llegaban al lugar en busca de una noche de fiesta y alcohol sin ingerir alimento alguno, lo que provocaba que se emborracharan rápidamente; por eso idearon este plato. En aquel momento, nace esta mezcla de lomo de res salteado, papas fritas, cebolla frita y huevo frito; todo en gran cantidad. Hay muchas versiones de la historia de este platillo, algunos dicen que su origen esta en Perú y que los marinos lo trajeron a Valparaíso, pero lo cierto es que sin lugar a duda, decir chorrillana en Chile es decir “J Cruz”.

COOKINGNOW