Receta tradicional de Feijoada

Después de que Gustolatino Gastronomía hablara sobre la historia de la feijoada y la importancia de este plato tan completo en la gastronomía brasileña, hoy los amantes de la cocina de este país podemos empezar a planear nuestra primera feijoada tradicional, con lo más auténtico de los sabores de Brasil. La feijoada es un plato que requiere de trabajo y es bastante común que muchos miembros de la familia participen y se convierta en una actividad familiar como tal 🙂

Ingredientes básicos para la feijoada

(Receta para 6 personas)

  • 800 grs de frijoles negros
  • 300 grs de tocino ahumado
  • 350 grs de carne seca
  • 350 grs de costillas de cerdo
  • 150 grs de longaniza ahumada o calabresa
  • 2 cebollas grandes picadas
  • 5 tomates pelados
  • 3 dientes de ajo triturados o picados finamente
  • 1 taza arroz
  • Pimienta negra y sal al gusto
  • Comino, canela y clavo al gusto (opcional)

Prepara los frijoles de la feijoada (paso a paso)

Frijol seco

Medir frijoles

  • Medir la cantidad de frijol necesaria
Frijol remojo

Frijoles remojo

  • En una olla o recipiente, poner a remojar los frijoles en agua la noche anterior.
Frijoles y sofrito

Frijoles y sofrito

  • Colocar los frijoles a fuego medio en la olla a presión hasta que rompa el hervor, mientras tanto, ir sacando la espuma de estos durante unos minutos antes de tapar la olla (espumar).
  • Una vez tapada la olla, cocer los frijoles durante unos 40 minutos, según las indicaciones de la olla.
Frijoles espesando

Frijoles espesando

  • Abrir la olla según las indicaciones y dejar cocinar a fuego medio hasta obtener el punto deseado de los frijoles, unos frijoles espesos ofrecen la textura ideal para este tipo de receta. En este paso puedes agregar un poco de sal y otros condimentos como el comino, el clavo y la canela (teniendo en cuenta que su sabor es fuerte, hay que hacerlo con moderación e ir probando para no pasarse).

Prepara la carne para la feijoada

  • Al igual que los frijoles, la carne seca debe ponerse en remojo durante la noche anterior en recipientes separados.
  • Al día siguiente escurrir la carne y colocarla en una olla grande u olla express con agua nueva, junto con las costillas de cerdo, espumar antes de tapar.
  • Tapar la olla y hervir durante 20 min. (si es olla a presión) o hasta obtener la textura deseada para la carne.
  • Mientras tanto en una sartén freír a fuego medio el tocino y la longaniza para que suelten parte de la grasa y queden crujientes. 
  • Desechar la grasa del tocino y la longaniza.
  • Servir el tocino y la longaniza en un plato o recipiente para acompañar la feijoada.

Prepara el sofrito para los frijoles

  • Rehogar las cebolla picada finamente con el ajo picado hasta que se ponga traslúcida.
  • Incorporar los tomates sin piel, sin semillas y picados o rallados; salpimentar al gusto y cocer durante 10 minutos a fuego muy bajo o hasta que tenga la textura deseada.
  • Cuando el sofrito esté listo agregarlo a los frijoles.
  • Algunas personas le agregan parte de los frijoles al sofrito y los aplastan con un tenedor, incorporando el resto de los frijoles con una taza del agua reservada donde se han cocido.
  • Cocinar durante 20 minutos removiendo ocasionalmente. Quedará un caldo espeso.

Prepara el arroz para acompañar la feijoada

  • Colocar en una sartén dos cucharadas de aceite y el diente de ajo restante.
  • Incorporar una taza de arroz y rehogar un par de minutos revolviendo; añadir dos tazas de agua y mezclar para que no se pegue el arroz.
  • Dejar cocer durante 20 minutos a fuego medio.
  • Cuando el arroz esté burbujeando y tenga poca agua, bajar el fuego y tapar dejándolo cocer unos 5 minutos más aprox.

¿Cómo servir y acompañar la feijoada?

  • Servir en un recipiente la carne cortada en trozos pequeños, en otra fuente los frijoles y en otra el arroz.
  • Se acostumbra también acompañar la feijoada con rebanadas de naranja, berza, farofa, mijo, tocineta, chorizo, huevo, cebolla, bananas, etc. Todo en platos separados.

Tips para preparar la feijoada

  • Como hemos contado en el artículo anterior, la feijoada es un plato tan tradicional que se puede adaptar a muchas economías, pues los ingredientes son bastante económicos y como siempre, cada cual lo debe ajustar a su bolsillo, pues lo más básico son los fríjoles y como acompañantes la carne y el arroz. Lo demás puede variar 😉
  • Se aconseja desechar el agua en la que se han remojado los frijoles porque se considera que puede ser tóxica.
  • Se aconseja sacar la espuma de los frijoles porque esto puede crear presión innecesaria dentro de la olla a presión y además puede dificultar la digestión de los frijoles.
  • La feijoada se puede preparar con cualquier tipo de frijol, pero es bastante común encontrar esta receta con frijoles negros pequeños.
  • Las porciones de la receta son abundantes pero deben adaptarse al número de personas que se necesite y a las preferencias de cada hogar.
  • Los tiempos de cocción son aproximados y dependen del tipo de fuego utilizado, ya que el gas siempre es más rápido que la electricidad.
  • Además, también puede influir la altitud a la cual se prepara la receta, ya que a nivel del mar los alimentos pueden cocinarse más rápido.
  • El tipo de olla hace una gran diferencia, porque la olla a presión disminuye notablemente el tiempo de cocción de los frijoles y de la carne. Aunque las ollas a presión son un poco costosas, el uso de estas también representa un ahorro en términos de tiempo y de energía (gas o electricidad).
  • Cuando preparo los frijoles, acostumbro a pitarlos dos veces (cada una de 20 minutos), pues obtengo un frijol bien cocido y con una textura muy suave.
  • Si los frijoles han quedado con mucho líquido, reservar parte de este por si es necesario utilizarlo más adelante.
  • Yo acostumbro a poner la sal al final porque la sal dificulta la cocción de los frijoles, dicen que los endurece.
  • Teniendo en cuenta que la carne seca es bastante salada, es mejor preparar unos frijoles bajos en sal para no obtener una comida con sabores muy fuertes o muy salada.

Tips para preparar la carne seca

  • La carne seca utilizada para la feijoada es la carne carne-do-sertão (con un sabor más intenso) y la carne-do-sol (con un sabor más suave).
  • La carne más oscura suele tener más grasa y más sal, (con un sabor más potente), aportando un sabor intenso a la receta y esta es muy apreciada en muchos hogares.
  • A pesar de ser remojada la noche anterior, algunas personas desechan el agua el día siguiente y la vuelven a dejar en remojo durante dos horas más.
  • No se aconseja agregar sal a la carne cuando se cocine porque ya que viene con bastante sal, es más fácil controlar el sabor después de que se haya cocido bien. La carne seca en la receta aportará parte del sabor y de la sal a las costillas de cerdo.
  • En Brasil, la carne seca se puede encontrar en mercados o en supermercados, si queremos probar la receta fuera de Brasil, podemos probar con alguna carne seca que seguro que ofrecerá un sabor bastante parecido a la que se encuentra en este país.

¡Pues que la disfrutes!, la feijoada es un plato que aporta muchos nutrientes y puede ser muy sano. Te invitamos a que compartas tus fotografías con nosotros enviándolas a gustolatinogastronomía@gmail.com, las compartiremos en Nuestra Comunidad 😉

Crónicas de la Feijoada

Feijoada (Cortesía: lugarzinho.com)

Feijoada (Cortesía: lugarzinho.com)

Gastronomía brasileña

Gracias a un amigo brasileño, hoy tenemos en Gustolatino Gastronomía los sabores de Brasil. Brasil, el país más grande de América Latina está lleno de secretos y de anécdotas culinarias en donde su gastronomía, tan extensa como su territorio, nos transporta a dimensiones exquisitas con platillos de sabores caribeños, exóticos y mucha influencia europea. Aunque hoy no hablaremos de toda esta extensa gastronomía, pues queremos darle un puesto tan especial como a todas, hoy podemos empezar a salivar hablando acerca de uno de los platos más representativos de la gastronomía brasileña, la feijoada, todo un concierto de ingredientes en donde el frijol es el protagonista principal, un ingrediente que está muy presente en numerosas cocinas de Latinoamérica, no te pierdas este viaje ;).

La feijoada y su historia

En pocas palabras la feijoada es un plato brasileño preparado con muchos frijoles de granos pequeños y negros. Es un plato que suele ser preparado con muchas partes de cerdo y esto incluye hasta partes poco convencionales o “nobles” como la cola, el hocico y las patas. Este plato tan popular, que es considerado plato nacional brasileño, forma parte de la herencia de la colonización portuguesa y sigue siendo un plato extremamente popular en el norte de este país.

Senzala (Cortesía: Wikipedia - Eduardo P)

Senzala (Cortesía: Wikipedia – Eduardo P)

Algunos historiadores defienden la teoría de que la feijoada nació en las “senzalas” (hogares de los esclavos negros). Dicen estos historiadores que los esclavos esperaban el final de los festines de los colonizadores y juntaban las sobras de carne de cerdo para mezclar esto con los frijoles, que era y sigue siendo, el alimento más popular en todo el país. Sin embargo, muchos dicen que esta historia no puede ser verdad ya que los esclavos, a pesar de su condición, deberían ser bien alimentados porque eran una “inversión” de sus dueños. Siendo así, dicen estos historiadores que la feijoada es una adaptación de la culinaria portuguesa de las regiones de Extremadura y Trás-os-Montes y Alto Douro, que tiene como característica la mezcla de fríjoles con muchos otros tipos de comida.

Además de ser un plato típico brasileño, la feijoada es un símbolo del país y está muy asociada a la samba, al carnaval y a la caipiriña (la bebida mas tradicional de Brasil). Es muy común que en ciudades como Río de Janeiro todos estos elementos estén juntos en un mismo escenario. En barrios tradicionales como la Lapa, muchos restaurantes ofrecen la feijoada en mesitas instaladas en las veredas con derecho a samba en vivo y mucha caipiriña.

¿Dónde surgió la feijoada?

Rio de Janeiro es la cuna de la feijoada tradicional que conocemos actualmente. A finales del siglo XIX, un restaurante del centro de la ”ciudad maravillosa” tenía la más famosa y deseada feijoada. El establecimiento “G. Lobo”, que desapareció en 1905 por motivo de obras, fue un lugar considerado como el santuario del plato más popular de Brasil. El éxito del plato preparado por el señor Mestre Lobo, acabó llevando la receta a otros restaurantes de la capital fluminense y hacia otros estados como Sao Paulo, Minas Gerais y Bahía. Historiadores gastronómicos brasileños defienden la teoría de que la feijoada del Mestre Lobo no fue simplemente “inventada” por él sino que fue el resultado de la evolución y mezcla de otros platos de la cocina internacional como el cassoulet francés.

La feijoada y su mezcla de ingredientes

La composición de una tradicional feijoada es de cierta manera bien simple. Se utilizan frijoles comunes dependiendo de la región del país y diversas partes del cerdo como por ejemplo: patas, orejas, hocicos, colas, etc. La preparación también es bastante sencilla, se incorporan las carnes de cerdo ya hervidas en la olla de los frijoles y se sigue cocinando hasta que quede un caldo espeso. Para acompañar: arroz blanco, rebanadas de naranja, berza y farofa (un acompañamiento típicamente brasileño) y también mijo, tocineta, chorizo, huevos, salsas, cebollas, bananas y etc.

Con la receta queda el desafío de intentar preparar el plato más típico de Brasil para fiestas, celebraciones y reuniones; pero antes de que intenten cocinarla en casa, preparen el estómago porque es muy probablemente, uno de los platos más pesados del planeta y normalmente no es recomendable para los marineros que se encuentran de viaje.

No te pierdas la receta en el próximo artículo ;).