La carimañola: un manjar del Caribe (parte II)

(Escrito por Marina Muñoz)

¿Cómo podemos preparar una carimañola saludable?

Carimañola jaiba (Cortesía: elespectador.com)

Carimañola jaiba (Cortesía: elespectador.com)

Aunque hay muchas formas de preparar y rellenar estas masas de yuca, vamos a ver una de las opciones clásicas de Colombia.

  • Pelar la yuca y cocerla durante 30 minutos o hasta que esté blanda; entretanto sofreír la carne molida o picada con tomate a cuadraditos, algunos dientes de ajo picaditos y sal, se puede añadir cebolla picada también.
  • Es importante escoger una carne magra, es decir, sin grasa blanca visible.
  • Una vez está cocida la yuca, aplastarla hasta obtener una masa y formar bolitas redondas u ovoideas (según el gusto).
  • Posteriormente hacer un hueco en la masa, rellenarlo de carne y taparlo con la misma masa.
  • Para que las carimañolas queden doradas, se puede batir una clara y untarlas por el exterior.
  • Tal y como está descrito, este plato puede resultar muy sano e igualmente apetitoso si doramos las masitas al horno, para lo cual tendríamos que precalentar el horno a temperatura media y dejarlas unos 15 minutos.
  • Quizás el procedimiento de horneado resulte lento para aquellas personas que sirven carimañola en un restaurante, pero es mucho más sano.
  • En el caso de elegir la fritura como forma de preparación, hay que tener la precaución de que el aceite no tenga muchos usos, es decir, que sea limpio y si es de oliva mucho mejor, porque será más resistente a la temperatura del fuego. Es importante que el aceite no humee antes de echar la masas y una vez fritas, ponerlas sobre papel absorbente para sacar un poco el exceso de grasa.
  • Si rellenamos la carimañolas con queso, tendríamos que escoger alguno que no sea muy graso, de esta manera, no aumentamos el nivel calórico del plato y mantenemos su valor nutricional.
  • He visto recetas de carimañola en las que el relleno se hace con carne y huevo duro, el huevo también es una proteína de alta calidad biológica y se puede prescindir del mismo sin afectar a la riqueza nutricional del plato.

¿Qué diferencia hay entre la carmañola frita y horneada?

Carimañolas colombianas (Cortesía: Wikipedia-Jdvillalobos)

Carimañolas colombianas (Cortesía: Wikipedia-Jdvillalobos)

Estéticamente no hay mucha diferencia porque se doran igualmente, de sabor casi ninguna y las dos opciones son igualmente crocantes o crujientes; pero en cuanto a los nutrientes que nos aportan, si hay diferencias. La carimañola frita absorbe mucho aceite y aunque tengamos la precaución de empapar el sobrante con papel, va a quedar una buena cantidad en la  masa de yuca. Esta grasa está saturada por la alta temperatura del fuego a la que se someten los aceites, siendo por tanto poco saludable, pues aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, sobrepeso, obesidad, etc.

Ventajas de las carimañolas doradas al horno:

  • Son mucho más saludables para el organismo.
  • Se pueden preparar más masitas de una sola vez.
  • Son más ecológicas porque evitamos los vapores tóxicos que emite el aceite frito reiteradamente.
  • Mayor limpieza en la presentación.
  • La preparación es la misma y también las untamos con clara de huevo antes de ponerlas en el horno.

¿Cómo acompañar la carimañola?

Se tiende a acompañar este plato con salsas diversas, como la salsa de maracuyá u otras. Siempre y cuando la salsa sea ligera y no contenga natas, mantequilla u otra grasa pesada, es perfecto. Por ejemplo, una salsa vegetal de ají, siempre y cuando no estemos enfermos del hígado o tengamos hipertensión, puede resultar saludable.

Una forma muy decorativa de acompañar la carimañola sería con hortalizas alrededor, como palitos de zanahoria, repollo picado, lechuga troceada, trocitos de brócoli, etc., podemos ser creativos con las formas; de esta manera, aumentamos la calidad nutricional del plato, a la vez que resulta mucho más ligero de digerir por la fibra de los vegetales.

Si os animáis a preparar esta tradicional receta de la forma más sana, seguro que lo disfrutaréis mucho más y vuestro organismo os lo agradecerá con salud.

La carimañola: un manjar del Caribe (parte I)

(Escrito por Marina Muñoz)

Carimañola (Imagene: Marina Muñoz)

Carimañola (Imagene: Marina Muñoz)

¿Qué es la carimañola?

Es una fritura típica de la región caribeña de Colombia y de Panamá. Está constituida por  masa de yuca o mandioca la cual se rellena con carne, pollo o queso, según la zona en la que se preparen, posteriormente estas se fríen en aceite. Usualmente se sirven muy calientes y acompañadas de alguna salsa.

Historia de la Carimañola

Es difícil precisar la historia de este plato, a pesar de que el origen etimológico de la palabra “carimañola” parece que se encuentra en el término “carmañola” que deriva del francés “carmagnole” y se asocia con la descripción de la chaqueta que los federados de Marsella (Francia) pusieron de moda en París durante la Revolución francesa (1789-1799). La “carmagnole” también fue la canción más popular de la mencionada Revolución.

Quizás el nombre de este plato proceda de los tiempos de la Revolución francesa, sin embargo, nosotros no podemos afirmarlo, a pesar de que la yuca envuelve como “una chaqueta” al relleno y de que los franceses estuvieron presentes en la historia de América latina.

Lo cierto es que Panamá y Colombia comparten una tradición que seguramente procede de la época (año 1821) en la que ambos países fueron uno solo. Se separaron con el tiempo, pero la tradición culinaria que compartieron persiste hasta nuestro días.

Hay quien llama a este plato “caribañola” y algunos asocian esta denominación con su fama en el Caribe y una posible procedencia española. Sin embargo, la popularidad de este plato en estos dos países que estuvieron unidos, hace pensar que procede del siglo XIX, aunque también podría tratarse de una tradición compartida por la vecindad geográfica de ambos (ya que solo están separados por el istmo de Panamá).

Evolución de la carimañola

Carimañolas costeñas (Cortesía: cocina.linio.com.co)

Carimañolas costeñas (Cortesía: cocina.linio.com.co)

Ignoro cómo se preparó la primera carimañola, sin embargo, si dejo volar mi imaginación, me resulta sencillo pensar que las bolitas o empanadas de yuca, bien podían rellenarse y dorarse al fuego de una hoguera.

Lo cierto es que en 1821 no existía aún la electricidad y mucho menos las cocinas de gas, tampoco existían las refinerías industriales de aceite, lo que lleva a pensar que si doraban las carimañolas era con fuego de leña.

Actualmente se fríen en aceites refinados y esta forma de preparación culinaria puede resultar pesada e incluso indigesta dependiendo de cómo se realice y de los ingredientes que se utilicen. Los aceites crudos que se utilizan habitualmente para fritura son ricos en saludables grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas cuando están crudos, pero en el momento en que los sometemos a las altas temperaturas del fuego, las grasas se saturan, transformándose en perjudiciales.

Este plato se ha ido adaptando a un progreso que seguramente ha empobrecido su calidad nutricional.

Aporte nutricional de la carimañola

Carimañolas pescado y queso (Cortesía: eluniversal.com.co)

Carimañolas pescado y queso (Cortesía: eluniversal.com.co)

Carbohidratos:

  • La yuca es una fuente de almidón digerible, la cual tiene mucha fibra y además nos aporta energía para desarrollar nuestras funciones vitales normales.

Proteínas:

  • La carne nos aporta proteínas de alto valor biológico que ayuda a la regeneración diaria de nuestros tejidos.
  • Si se preparan con queso, éste igualmente nos aporta proteínas, pero su valor biológico es inferior al de la carne.

Varios nutrientes:

  • El tomate es una hortaliza muy rica en licopenos, antioxidantes importantes que nos ayudarán a combatir los radicales libres. También es rica en precursores de la vitamina A, vitamina K y ácido fólico. En cuanto a su riqueza mineral, contiene todos los minerales y en mayor cantidad, calcio, potasio, magnesio, níquel, fósforo y cromo.
  • Podemos añadirle también cebollas, pimientos u otras hortalizas al relleno, en este caso, enriqueceremos la calidad nutricional de la receta, aportando más vitaminas y minerales.
  • En cuanto a los ajos, reducen la presión arterial, el colesterol y favorecen la circulación.
  • Tanto los ajos como el tomate son muy saludables para nuestro sistema inmune ya que nos ayudan a combatir y prevenir infecciones.

No te pierdas la segunda parte de este artículo, te esperamos 😉

Comida caribeña, raíces, tradición y cultura gastronómica (parte II)

Ingredientes caribeños

Vendedor ceviche

Vendedor ceviche

Los ingredientes caribeños van desde plantas comestibles como pueden ser el plátano de freír, la yuca, la malanga (o ñame como se le conoce en Colombia, Costa Rica y las Islas Canarias), el arroz, el maíz, los frijoles y otras legumbres como pueden ser los garbanzos o los guisantes (arvejas), aportan la mayor cantidad de las calorías en la comida del Caribe. Las frutas tropicales con las cuales se preparan dulces o jugos para acompañar las comidas son otra de los principales características que envuelven la gastronomía de países como Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Haití y muchos más países de Centro América y Sur América. Además de la comida de mar con pescados, ceviches y mariscos con los cuales se preparan recetas muy autóctonas, podemos encontrar innumerables recetas hechas con cerdo y carne de res. Los pasteles fritos y combinaciones con chicharrón aportan sabores intensos que vienen acompañados con condimentos como el cilantro, el recao (culantro de selva), ajo, cebolla de verdeo, comino y otras especias como puede ser la pimienta, el clavo o la canela (con una muy clara influencia africana.

Gastronomía en Haití

Joumou (Fotografía de Tequila Minsky)

Joumou (Fotografía de Tequila Minsky)

La comida haitiana tiene principalmente influencia francesa y africana, aunque el influjo español y taíno no puede pasarse por alto; preparaciones en las que los ingredientes se guisan y se cocinan en sofritos para dar sabor a verduras, carnes o pescados son imprescindibles, pues es una tradición gastronómica muy afianzada. En la comida de Haití, los frijoles (y otras legumbres), el arroz o el plátano de freír son muy tradicionales; siendo evidente la mezcla de varios tipos de carbohidratos en una misma comida, acompañados de verduras como pimientos, orégano, tomate, repollo y aguacate. Debido a su clima tropical, en Haití también es muy tradicional encontrar dentro de su comida, ensaladas frías con ingredientes como la papa, la zanahoria, la remolacha o los pepinos. El plátano se consume como acompañante de otros ingredientes, en especial del pescado y algunos fritos como los chicharrones; pero en algunas ocasiones puede ser el protagonista del menú.

Gastronomía en Puerto Rico

Arroz con gandules (Fotografía tomada por Diádoco)

Arroz con gandules (Fotografía tomada por Diádoco)

Aunque es innegable que Estados Unidos ha influido en la gastronomía de Puerto Rico, la cocina de este país tiene mucha influencia africana y taína al igual que los países vecinos. Preparaciones con frijoles, arroces, pasteles salados y el plátano de freír hacen presencia en las mesas locales o en los hogares de puertorriqueños que han emigrado a Estados Unidos. Una de las recetas más conocidas es la alcapurria, especie de fritura hecha a base de un almidón y relleno con carne condimentada, los puertorriqueños también poseen su versión de la “ropa vieja” y el bacalaíto (recuerda esa herencia española y portuguesa) con un estilo muy local. Hay que resaltar la importancia de los cuchifritos como lugares auténticos donde parte de la tradición gastronómica de este país se puede experimentar diariamente.

Gastronomía en Cuba

Yuca con mojo (Cortesía aroundsomethingelse.com)

Yuca con mojo (Cortesía aroundsomethingelse.com)

La gastronomía cubana reivindica la influencia de la raza africana, taína y española en cada uno de sus platos. Dentro de los ingredientes que han trascendido hasta la actualidad en sus recetas: se encuentran el plátano de freír, la yuca, el ñame, la malanga, la batata y el arroz, todos estos suelen ofrecer el mayor aporte calórico y en Cuba como Puerto Rico, República Dominicana y Haití también es tradicional encontrar varios de ellos en una misma comida; dentro de las carnes, el cerdo es la más apreciada, seguida por la carne de res. Pero dentro de la gastronomía cubana, las especies marinas como el manjuarí, la cherna, la biajaca, etc., algunos tipos de reptiles y tortugas también pueden encontrarse presentes en ciertas recetas cubanas. Además de los arroces como el congrí, Cuba también cuenta con su propia versión del ajiaco y otra versión llamada caldosa. El maíz, la calabaza y el quimbombó (venido de Africa y compartido con Haití), también son otros ingredientes que los cubanos mantienen en sus platos.

Y si conoces los mejores lugares de cuchifritos para saborear algunas de estas delicias caribeñas, te invitamos a que las compartas con nosotros a través del blog, dejando un comentario ;).

Comida caribeña, raíces, tradición y cultura gastronómica (parte I)

Fotografía de Andreas Volkmer

Fotografía de Andreas Volkmer

La gastronomía caribeña es una de las más coloridas y sabrosas que existen en Latinoamérica, sus platos y recetas vienen acompañadas de diferentes exquisiteces que están representadas tanto en recetas sencillas como algunas más elaboradas, pero al igual que su gente, la gastronomía de los países caribeños ofrece infinidad de aromas y sensaciones que son parte del día a día de muchos hogares. Los países del Caribe en América Latina ofrecen a visitantes y locales, matices y aromas que como siempre, vienen influenciados por la geografía, la cultura y la climatología.

Raíces gastronómicas caribeñas

Dominican Carnival

Cortesía Hotelviewarea.com

La gastronomía caribeña ratifica la evolución de pueblos que sufrieron colonizaciones y migraciones de varias naciones y culturas, las cuales llegaron de otras partes del mundo. Sus raíces gastronómicas aún hoy en día se mantienen con recetas que recuerdan la gastronomía española y portuguesa, además de la influencia francesa y en menor medida, la de Estados Unidos. Países como República Dominicana, Haití, Cuba o Puerto Rico llevan en sus genes mezclas de diferentes inmigrantes que pasaron por un territorio amable, pero vulnerable a muchas invasiones; donde los guisos y las frituras son una huella imborrable que acompaña día a día los hogares del Caribe y sus cocinas. La cocina del Caribe muestra esa mezcla de razas, con países donde la mayoría de la población es mulata (fruto de la mezcla) y donde los genes africanos e indígenas siguen estando visiblemente representados. Es bastante común que en los países caribeños, ingredientes como la yuca, los frijoles y el plátano sean protagonistas indiscutibles, aportando sensaciones gustativas de las cuales solo el paladar puede ser testigo.

Gastronomía en República Dominicana

República Dominicana es un país en donde la mayoría de la población también tiene raíces indígenas y negras, con un porcentaje poco representativo de habitantes de Europa y Asia; esta nación ha sido un territorio que ha atraído la presencia de otros países y por supuesto cada una de ellas de alguna manera, ha dejado su herencia gastronómica. Muchos ingredientes dominicanos son compartidos con otros países cercanos y en esta nación innumerables propuestas gastronómicas y platos han ido acompañando a su gente, que al ritmo de la bachata, el merengue y la salsa; recuerdan la calidez de personas alegres, amables y hospitalarias que su gastronomía certifica diariamente mediante arroces, sopas, dulces locales y bebidas de frutas exóticas.

Yaniqueque

Yaniqueque (fotografía de Wikipedia)

Las razas predominantes que formaron la población dominicana actual vienen de los africanos, los taínos e indígenas. Otro grupo que también ha dejado su huella en este país ha sido el de los “cocolos” ( un grupo de afro-latinos), cuyo término muchas veces se ha usado de manera despectiva, los cocolos en República Dominicana han tenido su importancia también a nivel gastronómico porque un gran porcentaje de ellos llegaron a este territorio a trabajar en los cultivos de azúcar. Ellos traían sus propias recetas y tradiciones las cuales ha ido pasando de generación en generación a nivel familiar; sin embargo algunas hoy en día, son muy populares en este país. Dentro de las recetas aportadas por ellos se puede mencionar la “pea soup”, el yaniqueque (muy expandido por toda República Dominicana), los domplines dominicanos, el pan de guineo y otros tipos de panes. Mencionando bebidas heredadas gracias a los cocolos, están el guavaberry, la “soup beer” o la “Geenbeerbee” (ginger beer o cerveza de jengibre), aunque esta última cada vez es menos conocida.

Ingredientes dominicanos

Cortesía My English Club

Plato “La Bandera” (Cortesía My English Club)

Dentro de los principales ingredientes dominicanos podemos mencionar el plátano, el arroz, las habichuelas (frijoles), las carnes y la ensalada verde (los cuatro últimos, conforman el típico plato dominicano llamado “La Bandera”); pero alimentos como el huevo, la yuca, el ñame, la batata y el chicharrón también son muy apreciados por los habitantes de República Dominicana. Dentro de las preparaciones más populares: los pasteles salados, diferentes tipos de empanadas y frituras son muy comunes en la gastronomía dominicana a diario. Bebidas como el ron, la cerveza, los jugos naturales, el batido, la mama Juana o el mabí, acompañan las comidas y las celebraciones dominicanas en todo el país.

No te pierdas la segunda parte del artículo, con más países caribeños, ingredientes y sabores tradicionales ;).

Mofongo, símbolo gastronómico dominicano

El mofongo es una de las recetas más típicas y tradicionales de República Dominicana pero esta receta también es bastante tradicional en países como Puerto Rico y Cuba  con su propia versión (machuquillo) y la manera de prepararlo es prácticamente la misma. Ya que el plátano es uno de los ingredientes más comunes en muchos países caribeños, esta receta es bastante representativa y goza de mucha aceptación en comunidades hispanas que residen en Estados Unidos siendo tan popular que hasta existen canciones de artistas puertorriqueños que la mencionan. El mofongo puede ser preparado con otro tipo de ingredientes como la yuca, pero la versión más conocida es la hecha con plátano de freír, hoy en Gustolatino Gastronomía ofrecemos una y como siempre decimos; en la cocina cada cual adapta las recetas al gusto, a la región o a la economía. Esperamos que les guste ;).

Receta del mofongo

mofongo

Fotografía de Restaurant La Nueva Escalera

El mofongo es una preparación hecha a base de plátano triturado en un pilón (que es como le llaman en República Dominicana), el plátano se mezcla con carne de cerdo (generalmente) y con este se hacen bolitas, dando como resultado un plato muy atractivo y muy fácil de trasladar a otros lugares.

Ingredientes para el mofongo

  • 5 Plátanos verdes
  • Aceite para freír
  • 1/2 Kg de chicharrón cortado en cubitos pequeños
  • 3 Dientes de ajo triturados
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva (opcional)
  • Algún tipo de caldo (opcional)

¿Cómo pelar los plátanos de freír?

Aunque existen muchas maneras de pelar los plátanos, la más fácil desde mi punto de vista es la siguiente:

  • Quitar la punta a los plátanos y desecharlas
  • Cortar el plátano en trozos (aún con la cáscara) de un grosor de 3 cm aproximadamente
  • Clavar el cuchillo, haciendo un pequeño giro con la mano para que la cáscara se empiece a separar de la pulpa
  • Pelar cada trozo por separado (ya que así la cáscara saldrá facilmente sin destrozarse)

Preparación del mofongo

  • Pelar los plátanos
  • Remojar los plátanos en agua con sal durante 10 o 15 minutos
  • Sacar los plátanos del agua y secarlos
  • Freír los pedazos de plátano en una sartén durante 10 minutos sin que se endurezcan, solo tienen que dorarse un poco (dándoles la vuelta para que se cocinen por todos los lados
  • Sacar los trozos de plátano del aceite y dejar que se escurran en papel de cocina

¿Cómo se hace la mezcla del mofongo?

Los plátanos de freír se mezclan con el ajo y el chicharrón y esta mezcla le aporta un sabroso gusto a la receta, a continuación cómo se hace:

  • Triturar los dientes de ajo en el pilón hasta lograr una crema homogénea (poner un poco de sal ayudará a que el ajo no se resbale dentro del pilón)
  • Añadir el chicharrón al ajo y seguir majando
  • Reservar esta mezcla para mezclar posteriormente con los plátanos

¿Cómo majar los plátanos para el mofongo?

  • Los plátanos se deben majar en el pilón poco a poco (ya que no cabrán todos por cuestiones de espacio)
  • Mientras vas majando los plátanos, ve añadiendo poco a poco la mezcla del mofongo (ajo y chicharrón)
  • Cuando tengas todo el plátano majado y mezclado con el ajo y chicharrón puedes utilizar un recipiente más grande (un cuenco) para crear un sabor uniforme con toda la receta
  • Ahora le puedes agregar un poco de sal si consideras que la mezcla lo necesita

Darle forma al mofongo

  • Si consideras que la mezcla está muy seca puedes agregarle un poco de aceite de oliva en este momento y de algún tipo de caldo
  • Toma la mezcla del recipiente y con ella ve haciendo bolitas del tamaño de una pelota de tenis aproximadamente
  • Sirve el mofongo acompañando alguna carne u otros ingredientes, aunque también se puede consumir como plato único

Tips gastronómicos:

  • El pilón puede ser sustituido por otro recipiente que cumpla la misma función pero que sea más grande (siendo más práctico no tener que hacer el proceso por partes debido al espacio reducido de los pilones)
  • No se aconseja utilizar un procesador de alimentos porque los alimentos quedarían demasiado triturados y se perdería la textura rudimentaria de la receta
  • El caldo y el aceite de oliva le dará más consistencia a las bolitas de mofongo
  • Puedes añadir cilantro y recao a la mezcla del recipiente para darle un sabor más intenso y latino a la receta
  • El tamaño de las bolitas de mofongo pueden cambiar y ser más pequeñas, aunque esto requerirá más tiempo
  • El pelar los plátanos puede dejar un color oscuro en las yemas de los dedos (es por alguna sustancia que tiene la cáscara del plátano de freír), al igual que cualquier receta  como la de los patacones. Se podrá solucionar, pasando el interior de un limón por los dedos)
  • También puedes utilizar pilones para servir el mofongo, que es una de las formas más comunes de presentarlo en República Dominicana o Puerto Rico, de cualquier manera está delicioso…

El misterio de los restaurantes cubanos

Fotografía tomada por Marc Averette

Fotografía tomada por Marc Averette

La comida cubana es conocida en muchas partes del mundo, muchos de los platos más representativos forman parte de la gran despensa de comida caribeña y junto con otros países de la zona, mantienen una semejanza que recuerda los orígenes latinos y gran parte de los ingredientes que compartimos en muchas partes de América Latina. Sin embargo, de alguna manera su comida posee un halo misterioso, una especie de secreto muy bien guardado por los habitantes de este país. Estar de visita por Cuba es una experiencia única y asombrosa para todos aquellos que siempre han vivido en un sistema capitalista, en donde sus habitantes rebuscan a diario la manera de sacar adelante su familia y de cubrir sus necesidades básicas, pudiendo en algunas ocasiones, disfrutar de otros bienes de los cuales no son capaces de disponer de manera legal.

En este territorio rodeado por las aguas del Caribe, los restaurantes locales están llenos de secretos, pues en este país se pueden encontrar diferentes versiones de restaurantes típicos a las cuales se puede acceder por varios caminos. Cuba es un universo que difiere en muchos aspectos de otros territorios y su sistema socialista ha creado conceptos diferentes de lo que podría ser (en este caso) un restaurante normal en una ciudad normal. La República de Cuba, ese hermoso territorio de climas tropicales y temperaturas altas la mayor parte del año; cuyo colorido es frecuente en las calles más históricas del país y donde la alegría de sus habitantes se mezcla con el son cubano y con el olor a ron, cuenta con muchos restaurantes que pueden estar al alcance de gran cantidad de turistas deseosos por probar su esencia gastronómica con los platos más tradicionales.

En Cuba, existen numerosos “paladares” (que es como le llaman allí a los restaurantes), de los cuales los más importantes durante mucho tiempo parecen haber sido gestionados por el gobierno de Cuba, estos “paladares” tuvieron que ceñirse a los parámetros impuestos por el Estado; en el que tenían que tener un número específico de trabajadores, una oferta específica de platos o hasta contar con un número determinado de mesas para sus comensales. Estos comedores se han convertido en el punto de encuentro de numerosos visitantes que año tras año pasan por Cuba, con versiones gastronómicas de algunas propuestas criollas que son el deleite de muchas personas y que dejan memorias fantásticas, no solo por el sabor de su cocina, sino por la calidez de su gente que desborda hospitalidad por cada uno de sus poros.

Pero en Cuba, como bien se sabe, existen mundos paralelos y debido a su sistema de gobierno, son muchos los oficios y opciones que deben tomar día a día los habitantes de este territorio y es por eso que algunos de sus habitantes, ofrecen a estos turistas y visitantes las opciones encubiertas de otros restaurantes. Estos otros “paladares” o templos gastronómicos, acogen a todo aquel que quiera disfrutar de los sabores cubanos desde una perspectiva más auténtica, ofreciendo la oportunidad de degustar en un ambiente más relajado y sincero, lo que es la gastronomía cubana y la situación económica y social que forma parte del día a día. Esos seres incógnitos, ofrecen a sus visitantes la opción de tener pescado fresco, aún a sabiendas de que en Cuba, la pesca ha sido controlada también por el Estado y que la explotación de este tipo de recursos por particulares no ha sido legalmente aceptada durante mucho tiempo. Sin embargo últimamente, este panorama está cambiando y a medida que pasan los días, van surgiendo más “paladares” regentados por propietarios privados de manera legal, especialmente en la Havana, desde que Raúl Castro tomara el poder.

Calle cubana

Calle cubana

Como en muchas partes de Latinoamérica (no me cansaré de decirlo), la gastronomía cubana ha sido el producto de la influencia de sus inmigrantes y de la mezcla de estos con los habitantes locales; en Cuba la comida sabe a africanos con el son de sus tambores, a indígenas que poblaron sus territorios desde los inicios, a inmigrantes asiáticos y yucatecos y por supuesto, a herencia española. Todo esto ha engendrado sabores, texturas y aromas que se han visto representados en platos tradicionales como el cerdo (preparado en muchas versiones y muy adobado), en sopas que recuerdan la época de la conquista como el ajiaco (que en Colombia y Chile también poseen su versión propia), o platos tan archiconocidos como los “moros y cristianos”, “la ropa vieja”, el “aporreado de carne”, la “Yuca con mojo” o el “tamal en hojas”.

Y es aquí donde se ve una vez más, que la comida caribeña y en este caso la cubana, se zambulle en océanos de alegres colores que ofrecen sus tostones, sus frijoles negros diminutos, su inmaculado arroz blanco o el refrescante sabor de las frutas tropicales, dejando un dulce sabor hasta la añoranza de la vuelta.

Y como me imagino que muchos se preguntan… ¿pero dónde diablos voy a comer en Cuba? pues aquí tenemos un listado con algunas sugerencias con los “paladares” cubanos más populares para ir a comer comida cubana, espero que les sea de utilidad y que si alguno ha visitado uno de estos ¡que nos lo cuente por supuesto!

  1. Davimart: Este restaurante que también cuenta con alojamiento, se encuentra ubicado en Trinidad; goza de muy buena reputación por gran cantidad de viajeros que han pasado por allí, en él se pueden encontrar buenas opciones gastronómicas con comida caribeña y cubana sin dejar de lado la comida internacional. Del lugar se puede resaltar la amabilidad en el servicio y la buena presentación de los platos. Precios entre 6 € a 13 €.
  2. Doña Eutimia: Uno de los “paladares” más cubanos que se pueden encontrar en la Habana vieja. Este espacio se ha ganado el favor de los comensales que lo visitan por la buena calidad de su comida y el trato agradable; en él se pueden degustar los platos más tradicionales en un ambiente auténtico, ubicado en el corazón de la capital, es imprescindible el raspado de mojito. Precios entre 4 € a 11 €.
  3. San Cristóbal Paladar: El chef propietario resalta la identidad culinaria cubana en este lugar de la Habana, con el cerdo tradicional, yucas para acompañar y por supuesto una amplia variedad de opciones para los amantes de la comida de mar, sobresale su especial decoración y la amabilidad del personal. Precios entre 7 € a 30 €.
  4. El Tranvía: Con la añoranza de uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad de Cienfuegos, este restaurante ofrece un ambiente original y a la vez tradicional, un viaje en el tiempo en donde se mezclan los sabores locales con bebidas como el ron y el tradicional mojito. Saborear sus platos en el ambiente de la terraza puede ser una experiencia memorable para repetir. Precios altos en comparación con otros restaurantes, pero no tengo los números exactos, lo siento :(.
  5. BellaHabana: Con ambiente que se ha quedado en la época de los 50’s, este espacio ofrece un trato agradable con la oportunidad de saborear comida tradicional y opciones internacionales. Una de las mejores opciones en Cuba. Precios entre 7 € a 15 €.

¿Y tú, has probado alguno de los platos cubanos más representativos?, ¿has visitado algún “paladar” en Cuba?, te invitamos a que nos cuentes tu experiencia con la comida cubana y con los lugares donde ofrecen este tipo de platillos tan agradables y que recuerdan la identidad caribeña del pueblo cubano.