Cómo hacer el arroz con coco (vídeo)

Anteriormente publicamos en Gustolatino Gastronomía la receta del arroz con coco, una receta muy típica en la Costa Caribe Colombiana y un acompañante ideal en la comida latina, hoy tenemos en el blog el vídeo, con un formato maravilloso que esperamos que les guste por el toque tan especial que tiene…muchas gracias al editor por ese trabajo tan bueno.

Hasta la próxima :)

El misterio de los restaurantes cubanos

Fotografía tomada por Marc Averette

Fotografía tomada por Marc Averette

La comida cubana es conocida en muchas partes del mundo, muchos de los platos más representativos forman parte de la gran despensa de comida caribeña y junto con otros países de la zona, mantienen una semejanza que recuerda los orígenes latinos y gran parte de los ingredientes que compartimos en muchas partes de América Latina. Sin embargo, de alguna manera su comida posee un halo misterioso, una especie de secreto muy bien guardado por los habitantes de este país. Estar de visita por Cuba es una experiencia única y asombrosa para todos aquellos que siempre han vivido en un sistema capitalista, en donde sus habitantes rebuscan a diario la manera de sacar adelante su familia y de cubrir sus necesidades básicas, pudiendo en algunas ocasiones, disfrutar de otros bienes de los cuales no son capaces de disponer de manera legal.

En este territorio rodeado por las aguas del Caribe, los restaurantes locales están llenos de secretos, pues en este país se pueden encontrar diferentes versiones de restaurantes típicos a las cuales se puede acceder por varios caminos. Cuba es un universo que difiere en muchos aspectos de otros territorios y su sistema socialista ha creado conceptos diferentes de lo que podría ser (en este caso) un restaurante normal en una ciudad normal. La República de Cuba, ese hermoso territorio de climas tropicales y temperaturas altas la mayor parte del año; cuyo colorido es frecuente en las calles más históricas del país y donde la alegría de sus habitantes se mezcla con el son cubano y con el olor a ron, cuenta con muchos restaurantes que pueden estar al alcance de gran cantidad de turistas deseosos por probar su esencia gastronómica con los platos más tradicionales.

En Cuba, existen numerosos “paladares” (que es como le llaman allí a los restaurantes), de los cuales los más importantes durante mucho tiempo parecen haber sido gestionados por el gobierno de Cuba, estos “paladares” tuvieron que ceñirse a los parámetros impuestos por el Estado; en el que tenían que tener un número específico de trabajadores, una oferta específica de platos o hasta contar con un número determinado de mesas para sus comensales. Estos comedores se han convertido en el punto de encuentro de numerosos visitantes que año tras año pasan por Cuba, con versiones gastronómicas de algunas propuestas criollas que son el deleite de muchas personas y que dejan memorias fantásticas, no solo por el sabor de su cocina, sino por la calidez de su gente que desborda hospitalidad por cada uno de sus poros.

Pero en Cuba, como bien se sabe, existen mundos paralelos y debido a su sistema de gobierno, son muchos los oficios y opciones que deben tomar día a día los habitantes de este territorio y es por eso que algunos de sus habitantes, ofrecen a estos turistas y visitantes las opciones encubiertas de otros restaurantes. Estos otros “paladares” o templos gastronómicos, acogen a todo aquel que quiera disfrutar de los sabores cubanos desde una perspectiva más auténtica, ofreciendo la oportunidad de degustar en un ambiente más relajado y sincero, lo que es la gastronomía cubana y la situación económica y social que forma parte del día a día. Esos seres incógnitos, ofrecen a sus visitantes la opción de tener pescado fresco, aún a sabiendas de que en Cuba, la pesca ha sido controlada también por el Estado y que la explotación de este tipo de recursos por particulares no ha sido legalmente aceptada durante mucho tiempo. Sin embargo últimamente, este panorama está cambiando y a medida que pasan los días, van surgiendo más “paladares” regentados por propietarios privados de manera legal, especialmente en la Havana, desde que Raúl Castro tomara el poder.

Calle cubana

Calle cubana

Como en muchas partes de Latinoamérica (no me cansaré de decirlo), la gastronomía cubana ha sido el producto de la influencia de sus inmigrantes y de la mezcla de estos con los habitantes locales; en Cuba la comida sabe a africanos con el son de sus tambores, a indígenas que poblaron sus territorios desde los inicios, a inmigrantes asiáticos y yucatecos y por supuesto, a herencia española. Todo esto ha engendrado sabores, texturas y aromas que se han visto representados en platos tradicionales como el cerdo (preparado en muchas versiones y muy adobado), en sopas que recuerdan la época de la conquista como el ajiaco (que en Colombia y Chile también poseen su versión propia), o platos tan archiconocidos como los “moros y cristianos”, “la ropa vieja”, el “aporreado de carne”, la “Yuca con mojo” o el “tamal en hojas”.

Y es aquí donde se ve una vez más, que la comida caribeña y en este caso la cubana, se zambulle en océanos de alegres colores que ofrecen sus tostones, sus frijoles negros diminutos, su inmaculado arroz blanco o el refrescante sabor de las frutas tropicales, dejando un dulce sabor hasta la añoranza de la vuelta.

Y como me imagino que muchos se preguntan… ¿pero dónde diablos voy a comer en Cuba? pues aquí tenemos un listado con algunas sugerencias con los “paladares” cubanos más populares para ir a comer comida cubana, espero que les sea de utilidad y que si alguno ha visitado uno de estos ¡que nos lo cuente por supuesto!

  1. Davimart: Este restaurante que también cuenta con alojamiento, se encuentra ubicado en Trinidad; goza de muy buena reputación por gran cantidad de viajeros que han pasado por allí, en él se pueden encontrar buenas opciones gastronómicas con comida caribeña y cubana sin dejar de lado la comida internacional. Del lugar se puede resaltar la amabilidad en el servicio y la buena presentación de los platos. Precios entre 6 € a 13 €.
  2. Doña Eutimia: Uno de los “paladares” más cubanos que se pueden encontrar en la Habana vieja. Este espacio se ha ganado el favor de los comensales que lo visitan por la buena calidad de su comida y el trato agradable; en él se pueden degustar los platos más tradicionales en un ambiente auténtico, ubicado en el corazón de la capital, es imprescindible el raspado de mojito. Precios entre 4 € a 11 €.
  3. San Cristóbal Paladar: El chef propietario resalta la identidad culinaria cubana en este lugar de la Habana, con el cerdo tradicional, yucas para acompañar y por supuesto una amplia variedad de opciones para los amantes de la comida de mar, sobresale su especial decoración y la amabilidad del personal. Precios entre 7 € a 30 €.
  4. El Tranvía: Con la añoranza de uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad de Cienfuegos, este restaurante ofrece un ambiente original y a la vez tradicional, un viaje en el tiempo en donde se mezclan los sabores locales con bebidas como el ron y el tradicional mojito. Saborear sus platos en el ambiente de la terraza puede ser una experiencia memorable para repetir. Precios altos en comparación con otros restaurantes, pero no tengo los números exactos, lo siento :(.
  5. BellaHabana: Con ambiente que se ha quedado en la época de los 50’s, este espacio ofrece un trato agradable con la oportunidad de saborear comida tradicional y opciones internacionales. Una de las mejores opciones en Cuba. Precios entre 7 € a 15 €.

¿Y tú, has probado alguno de los platos cubanos más representativos?, ¿has visitado algún “paladar” en Cuba?, te invitamos a que nos cuentes tu experiencia con la comida cubana y con los lugares donde ofrecen este tipo de platillos tan agradables y que recuerdan la identidad caribeña del pueblo cubano.

Receta de patacones fritos

El plátano macho o maduro es uno de los alimentos más consumidos en América Latina yPlátanos latinos también uno de los cultivos más extendidos en esta región. Este fruto, a diferencia de lo que es conocido como banana (o banano), necesita de cocción y comerlo crudo puede ser una experiencia un poco desagradable, así que por favor nunca lo hagan :).

Los países latinoamericanos que más lo producen son Costa Rica, Colombia (productor líder mundial), Nicaragua y Ecuador y ¿saben lo más asombroso? ¡Que se consumen de 5 a 6 millones diarios aproximadamente! Nunca me lo hubiera imaginado pero por lo visto tiene más adeptos de los que se podría pensar… Bueno, pues otro día les contaré otras maneras de preparar el plátano, pero por ahora quiero compartir con todos una de las más acogidas por millones de paladares, algunos Patacones fritoshasta me han pedido que lo comparta y es ideal para acompañar cualquier comida; hoy en Gustolatino, la receta de los patacones fritos.

Los patacones son ideales para acompañar las comidas o para comer solos, a mi me encantan y además son nutritivos también, ¿qué opinan? ¿con qué les gusta comerlos? ¿dulces o saladitos? mmmm ¿y el olor cuando se preparan, verdad que es único?

Ingredientes para preparar los patacones

  • Plátano de freír (yo lo prefiero verde, el sabor será más neutro)
  • Sal al gusto
  • Aceite para freir

Preparación de los patacones

Preparar los patacones es algo muy sencillo. Yo les voy a compartir cómo los preparo en casa, aunque seguro que hay muchas maneras.

  • Cortar los dos extremos de los plátanos
  • Cortar los plátanos en pequeñas porciones, de 3 a 4 cm de longitud cada pedazo. Según el tamaño de los plátanos y el tamaño deseado de los patacones
  • Separar la cáscara de las porciones del plátano
  • Calentar una sartén con aceite y freír los pedazos de plátano un poco
  • Sacar los trozos de plátano de la sartén
  • Aplastar los plátanos calientes. Para aplastar los plátanos: pueden utilizar una tabla de cortar, encima poner el pedazo de plátano y poner un plato encima para aplastar los pedazos
  • Volver a freír los pedazos aplastados por segunda vez en el aceite hasta que se doren
  • Agregar sal al gusto

Tips gastronómicos para preparar los patacones

  • Uno de los secretos de los patacones es la calidad, mejor que sean gruesos pues su textura será más agradable y la cáscara será más fácil de sacar.
  • Yo los prefiero verdes porque los que están amarillos o bastante maduros tendrán un sabor más dulce y creo que absorben más aceite (es mi opinión).
  • El aceite debe estar caliente pero no al extremo de que se quemen los patacones, no sé ven ni saben bien.
  • Algunas personas antes de freírlos por segunda vez los sumergen en agua con ajo o con condimentos para que sepan mejor.
  • Pelar los plátanos puede dejar un color oscuro en las yemas de los dedos (es por alguna sustancia que tiene la cáscara del plátano de freír), esto se podrá solucionar, pasando el interior de un limón por los dedos.

¡Que los disfrutes!

Receta de arroz con coco

En días anteriores, cuando Gustolatino habló sobre su visita a Cartagena de Indias en Colombia, prometió compartir con todos la receta del arroz con coco; así que como “lo prometido es deuda” aquí está la receta para aquellos que la quieran preparar en sus casas, es una receta sencilla de comida latina que aunque requiere de más tiempo que la preparación de un arroz convencional. Espero que la disfruten y por supuesto se aceptan comentarios acerca de ella :)

Mojarra frita con patacones y arroz con coco

Mojarra frita con patacones y arroz con coco

* Este plato lo podemos ver en el video del canal de gustolatino gastronomia en YouTube

Ingredientes para el arroz con coco (4 personas):

  • 1/2 coco o 300 gr de coco rallado
  • 1 taza de arroz
  • Agua (yo siempre le pongo el doble de la medida de arroz) pero es posible que esta receta requiera menos agua (hay que ir probando, también tiene que ver el tipo de arroz)
  • 1 cucharadita de azúcar (al gusto de cada uno), menos que de sal
  • Sal al gusto

Preparación del arroz con coco:

  • Abrir y sacar el agua que viene dentro del coco (esta la podemos beber que es deliciosa y muy nutritiva)
  • Sacar la pulpa del coco y rallarla o licuarla con agua normal
  • Exprimir la pulpa del coco con un colador, separando la pulpa de la “leche de coco”*
  • Poner en la olla a fuego alto esta primera “leche de coco” que se obtiene al exprimir el coco, la cual irá soltando su propia grasa (a más agua, más aceite de coco tendremos para la receta)
  • Remover constantemente
  • Esto se secará quedando la grasa de coco que se irá tostando con el calor (remover a fuego medio para que no se queme)
  • Agregar el arroz para fritarlo con esta grasa de coco y remover durante un rato
  • Separadamente, añadir a la pulpa del coco que se había exprimido anteriormente, más agua (normal)  y volver a licuar para volver a colar (esta es el agua en la cual se hervirá el arroz), sacar agua suficiente para tener la cantidad deseada según las tazas de arroz.
  • Añadir la sal y el azúcar (debe quedar entre salado y dulce)
  • Dejar secar el arroz y tapar para que se termine de cocer durante unos minutos más.

Como ven implica más tiempo aunque es muy sencillo y ¡está exquisito!

Tips para preparar el arroz coco:

  • *Quiero aclarar que la “leche de coco” es la que sale de colar el coco la primera vez  después de licuarlo, no es el agua que viene dentro del coco porque esta no se utiliza dentro de la preparación.
  • A esta receta muchas personas le añaden uvas pasas que por supuesto le dará un toque más dulzón.

Que la disfruten ;)

Deliciosa mojarra en Cartagena de Indias

Aquí les comparto la experiencia de uno de los platos más típicos en Cartagena de Indias, la comida costeña es muy sencilla pero está llena de sabor y color y la mojarra frita es uno de esos platos emblemáticos de la comida colombiana y por supuesto de la comida latina; este vídeo se ha grabado en la Playa de las Américas de manera informal pero aporta un espíritu muy gastronómico y caribeño.

La próxima semana tendrán la receta del delicioso arroz con coco :).

La comida en Cartagena de Indias, Colombia

Hoy quiero compartir con todos las experiencias vividas en Cartagena de Indias, una ciudad que se encuentra a orillas del Mar Caribe, tiene playas extraordinarias y un ambiente único. Es una ciudad hermosa, con calles empedradas en el casco antiguo, con un ambiente alegre que se respira a todas horas, es un excelente lugar en Colombia para visitar y de esta manera conocer un poco más sobre la historia y confirmar por qué Latinoamérica y Colombia es tan única, mágica y especial. Los invito a que vean una pequeña secuencia de fotos que se hizo de paseo por las Islas del Rosario, por las calles de la ciudad y por una de las playas de Cartagena: la Playa de las Américas.

En ella podemos encontrar todos los días la típica comida costeña, es decir pescado fresco; generalmente mojarra y pargo rojo, que viene acompañado con patacón pisao (plátano frito aplastado), arroz con coco (o blanco), ensalada y algún jugo de frutas como puede ser una deliciosa y refrescante limonada (agua con limón y azúcar)…. lo cual es muy lógico, porque en Cartagena hay gran cantidad de palmeras llenas de cocos, de las cuales se aprovechan muchas cosas y entonces además del arroz es bastante común encontrar la limonada de coco, que no es más que limonada esta vez mezclada con el agua que sacan del coco, a mi me encanta, porque le quita acidez al limón pero sigue siendo tan refrescante y natural que es casi imposible resistirse.

En Cartagena también encontramos el sancocho o sopa de pescado,  arroz con camarones, caracol, cangrejo o el clásico ceviche cartagenero.  Por otra parte, quiero recordar que la ciudad amurallada (como también le llaman en Colombia) en los tiempos de la colonia tuvo muchos inmigrantes, como pasa con cualquier puerto pesquero; y llegaron alemanes, ingleses, holandeses, franceses, españoles y además de todos ellos: turcos, árabes y sirios. Es por eso que en Cartagena y en muchas partes de la Costa Caribe se pueden encontrar recetas árabes y sentirse como propias pues hay familias inmigrantes de mucha tradición en esas zonas que han mantenido sus costumbres gastronómicas conviviendo con otros platos tradicionales como los que les he mencionado anteriormente :)

Pescado en CartagenaAdemás de la experiencia en los restaurantes; en las calles y playas de Cartagena y de otras partes de la costa Caribe, es fantástico observar a los vendedores ambulantes, aquellas personas que viven del esfuerzo diario de vender sus productos a plena luz del día, bajo un sol y una humedad inclemente. Personas que más que simples vendedores, son símbolos de la ciudad, de la cultura y de la gastronomía. Las vendedoras de frutas con sus coloridos trajes (o palenqueras) elegantes y vanidosas que caminan por las calles y las playas, las vendedoras de cocadas, los puestitos ambulantes de ceviches y de jugos, que de manera más informal se ganan la vida y dan de comer a sus familias. Todo esto y gracias también a ellos, es que la gastronomía colombiana y la comida costeña siguen siendo patrimonio de Colombia y por supuesto de Latinoamérica en general.

Y aunque en otra oportunidad Gustolatino hablará de manera más detallada sobre esta comida y recetas específicas, quiero terminar el artículo con la añoranza del tiempo que pasamos en la Playa de las Américas, el tiempo que estuvimos allí pudimos disfrutar de la tranquilidad de no ser acosados en exceso por vendedores, con una agradable temperatura, no solo en el ambiente sino también en el agua y comer el clásico menú cartagenero: sopa de pescado, mojarra frita (que de solo imaginármela ya me dan ganas), arroz con coco, pataconsitos y ensalada con jugo de frutas tropicales. ¡Que delicia!